Sobrepeso y coronavirus: un factor de mortalidad más grave

Diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares o pulmonares, cáncer; el 95% de las personas que murieron por coronavirus tenían al menos una enfermedad crónica preexistente. Pero otra característica común surge entre los que murieron o estuvieron en cuidados intensivos por coronavirus: el sobrepeso.

La incidencia de las enfermedades crónicas aumenta drásticamente con la edad. Esto explica en gran parte por qué las personas mayores corren un mayor riesgo de morir por un coronavirus. Especialmente cuando ya están frágiles y/o hospitalizados en el momento de la infección. No es la edad la que es responsable de la vulnerabilidad de los ancianos. Pero el hecho de que su salud es generalmente más pobre que en el resto de la población porque las enfermedades crónicas han tenido más tiempo para expresar sus consecuencias negativas para la salud.

En Francia, el 85% de las personas en cuidados intensivos tienen sobrepeso.

Sin embargo, cada vez está más claro que la edad avanzada no es el único factor de riesgo para el COVID-19 grave. En particular, en varios estudios recientes se ha informado de que una proporción inusualmente alta de pacientes más jóvenes (60 años) hospitalizados por coronavirus tienen sobrepeso.

Este sobrepeso aumenta el riesgo de complicaciones por el COVID-19. Por ejemplo, un estudio francés mostró que el 85% de los pacientes con la enfermedad que fueron tratados en cuidados intensivos tenían sobrepeso. Los pacientes con un IMC > 35 (obesidad severa) eran siete veces más propensos a requerir ventilación mecánica que los pacientes de peso normal.

Dos factores graves relacionados con el sobrepeso que los ponen en riesgo de lo peor

El primer factor que explica este vínculo entre el sobrepeso y la gravedad de coronavirus es puramente mecánico: la caja torácica de los pacientes obesos está comprimida por el exceso de grasa. Esto reduce la capacidad funcional de los pulmones. La respiración puede verse más comprometida por el exceso de peso en el abdomen. Esto es porque impedirá el movimiento del diafragma, especialmente en la posición supina.

En otras palabras, los pulmones de las personas obesas no funcionan de manera óptima y, por lo tanto, son más susceptibles a las infecciones pulmonares. Cabe señalar también que este fenómeno, que combina el sobrepeso y las infecciones virales, no es nuevo. Ya se ha observado en el caso de las infecciones de las vías respiratorias causadas por otros virus (por ejemplo, la gripe H1N1).

El segundo factor que vincula el sobrepeso con la gravedad de la infección viral es bioquímico. La obesidad es un factor de riesgo importante para la diabetes tipo 2 y el síndrome metabólico. Ambas condiciones aumentan el riesgo de muerte por COVID-19 en un factor de 10. Esto se debe probablemente a la inflamación crónica causada por el exceso de grasa. Esta condición interrumpe la respuesta inmunológica contra el virus causando una producción exagerada de citoquinas inflamatorias. Se sabe que este fenómeno, llamado «tormenta de citoquinas», contribuye al rápido deterioro de las funciones fisiológicas (corazón, riñón, cerebro).

El sobrepeso no es sólo una cuestión de estética, sino también de salud en general.

El sobrepeso y la obesidad no son sólo una cuestión de estética, sino un problema de salud global. Las alteraciones metabólicas asociadas al sobrepeso alteran el equilibrio normal de las funciones fisiológicas y hacen que el cuerpo sea vulnerable. No sólo al desarrollo de varias patologías graves (diabetes, enfermedades cardiovasculares y cáncer), sino también a las complicaciones resultantes de las infecciones virales.

También le puede interesar leer: Una gran crisis económica se acerca, gracias al coronavirus

Fuentes:

Chow N et al. Preliminary estimates of the prevalence of selected underlying health conditions among patients with coronavirus disease 2019 — United States, February 12– March 28, 2020. MMWR Morb Mortal Wkly Rep 2020; 69: 382.
Simonnet A et coll. High prevalence of obesity in severe acute respiratory syndrome coronavirus-2 (SARS-CoV-2) requiring invasive mechanical ventilation. Obesity, publié le 9 avril 2020.

Lighter J et coll. Obesity in patients younger than 60 years is a risk factor for Covid-19 hospital admission. Clin. Infect Dis., publié le 9 avril 2020.

Bornstein SR et coll. Endocrine and metabolic link to coronavirus infection. Nature Rev. Endocrinol., publié le 2 avril 2020.