Síntomas preocupantes de la diabetes

Según la Asociación Americana de Diabetes en Estados Unidos, existen más de 8 millones de personas con diabetes no diagnosticado. Los síntomas de esta enfermedad, sobre todo la de tipo II, suelen ser sutiles o parecer inofensivos. Pero con el pasar de los años pueden hacerse graves.

Si estás al tanto de los síntomas que pueden presentarse al sufrir de esta enfermedad, podrías tener un diagnóstico temprano y por ende un tratamiento adecuado. Estos son algunos de los signos más comunes.

·        Sed excesiva y aumento de la cantidad de micciones

Estos síntomas tienen que ver con el exceso de azúcar en la sangre, de modo que los riñones deben trabajar más tiempo para filtrar y absorber. En caso de que estos no puedan hacer su trabajo, este exceso se elimina en la orina. Esto ocasiona una micción frecuente, lo que hace que te deshidrates y cuanto más líquido bebas para saciar la sed más orinarás.

·        Fatiga

La misma deshidratación por el aumento de las micciones ocasiona que sientas fatiga. Esto se debe a que el cuerpo presenta incapacidad para funcionar de manera adecuada y no puede usar el azúcar para obtener energía.

·        Pérdida de peso

Este síntoma es común en la diabetes tipo I. Este evita que el azúcar llegue a las células, lo que provoca hambre constante y combinado con la micción frecuente, puede provocar pérdida de peso.

·        Visión borrosa

Los niveles elevados de azúcar en la sangre extraen líquidos de los tejidos cristalinos de los ojos, lo que afecta tu capacidad para enfocar. Si la diabetes no es tratada, se pueden formar vasos sanguíneos en la retina (parte posterior del ojo) y dañar los vasos existentes. Normalmente estos síntomas no causan pérdida de la visión, sin embargo, si no son tratados a tiempo pueden provocar ceguera.

·        Infecciones frecuentes o llagas que tardan en sanar

Se ha observado que las personas que sufren algún tipo de diabetes tardan más en sanar y son más propensas a contraer infecciones. En las mujeres son comunes infecciones vaginales y de vejiga. No obstante, hay que acotar que esto aún no está respaldado por ningún estudio científico.

·        Hormigueo en manos y pies

El alto nivel de azúcar en la sangre puede ocasionar lesiones en los nervios. Es por ello que es posible que experimentes pérdida de sensibilidad en manos y pies, acompañado de dolor o ardor en manos, brazos, piernas y pies.

·        Encías hinchadas y sensibles

Tu cuerpo puede presentar dificultad para combatir gérmenes si sufres de algún tipo de diabetes. Es por ello que pueden manifestarse infecciones en las encías, lo que puede ocasionar que tus dientes se aflojen y se formen llagas o sacos de pus.

Si tu cuerpo presenta algunos de estos síntomas no dudes en consultar de inmediato con tu médico tratante. La diabetes es una enfermedad grave que puede ser controlada totalmente si se realiza un diagnostico a tiempo.