Síntomas de la enfermedad de Parkinson

enfermedad de Parkinson
Enfermedad de Parkinson

El mal de Parkinson es una enfermedad progresiva que se caracteriza por la falta de producción de dopamina en el cerebro, esta sustancia química es la encargada de promover el movimiento del cuerpo y de controlar el estado de ánimo de las personas.

En ocasiones puede hacerse difícil identificar si un paciente padece de esta enfermedad incluso para los especialistas, pero una vez diagnosticada se pueden administrar medicamentos que mejoran notablemente la calidad de vida del paciente, aunque lastimosamente hasta el momento no hay una cura.

Síntomas habituales de la enfermedad de Parkinson

Temblor involuntario

Aparece con mayor frecuencia cuando el paciente se encuentra en reposo, un 70% de las personas que padecen Parkinson experimentan este síntoma y puede empeorar con el cansancio, ansiedad, estrés o ingesta de medicamentos para el sistema nervioso. La intensidad del temblor puede variar durante el día y desaparece mientras el paciente duerme. Afecta labios, lengua, mentón y a veces las extremidades inferiores.

Lentitud en los movimientos

Este síntoma suele aparecer en la fase inicial de la enfermedad y el paciente puede notarlo al realizar actividades sencillas como escribir, afeitarse, coser que usualmente requieren cierta habilidad. A medida que la enfermedad avanza la lentitud se hace notoria en tareas mucho más simples como pelar una fruta.

Rigidez muscular

Se refiere a la dificultad para flexionar o extender los músculos, en las fases iniciales puede no ser un síntoma muy notorio pero el paciente experimenta calambres y dolor en cuello, espalda, hombros debido a la rigidez de los músculos y a que la persona enferma generalmente adopta una postura flexionada en las articulaciones. La rigidez mayormente se nota en tobillos y muñecas pero puede aparecer en rodillas y dedos también.

Cambios en la postura habitual

Las personas con la enfermedad de Parkinson tienden a adoptar una postura flexionada del torso, cabeza, extremidades, este síntoma puede aparecer en fases iniciales pero lo más común es que se evidencie cuando la enfermedad está avanzada. A causa de esta postura flexionada el paciente disminuye su agilidad para caminar y se caracteriza por dar pasos cortos que en ocasiones presentan bloqueos sin casi generar movimiento al caminar.

Otros síntomas que indican la presencia de esta enfermedad son:

  • Falta de expresión facial, semblante más rígido.
  • Trastornos del sueño, insomnio o interrupción del sueño.
  • Disminución del tono de voz.
  • Desarrollo de depresión, ansiedad y falta de deseo sexual.
  • Estreñimiento y aumento en la sudoración.
  • Dolor en las extremidades y hormigueo.
  • Disminución del sentido del olfato.
  • Erupciones en la piel del rostro y cuero cabelludo.

¿Conocías los síntomas de esta enfermedad? Es muy importante estar prevenido ante cualquier trastorno de salud, en el caso de la enfermedad de Parkinson poder detectarla en fases tempanas ayudará en gran medida a que el paciente tenga un estilo de vida tranquilo y  saludable llevando el tratamiento adecuado. Así que mantente alerta y cuida tu salud.

Leer también :

5 actividades para llenarte de energía y optimismo

Consejos para combatir un hígado graso

Ansiedad nocturna : causas y las claves para superarla