Síndrome metabólico, una amenaza real para la salud

Aún en el siglo XXI existen enfermedades de las que se tiene poca información y el síndrome metabólico es uno de ellos. Lo realmente preocupante de este padecimiento es que muchas veces no presenta síntoma. Por ello es importante saber qué lo puede causar, quién es más propenso a padecerlo y cómo puede tratarse.

¿Qué es el síndrome metabólico?

Definir el  síndrome metabólico en términos sencillos no es fácil, ya que no se trata de una sola enfermedad en sí misma, sino que agrupa varios trastornos relacionados con el metabolismo como presión arterial anormal, exceso de grasa y sobrepeso. Por ello, este síndrome puede desencadenar diabetes tipo 2, obesidad, enfermedad cardíaca y  accidentes cerebrovasculares.

Al ser un síndrome silente en muchos de los casos, no son perceptibles las señales de advertencia del riesgo a la salud que tiene la persona que lo padece.

Factores de riesgo del síndrome metabólico

  • Medidas de cintura. Si tienes sobrepeso y la grasa se concentra en tu cintura. En el caso de las mujeres la cintura supera fácilmente los 80 cm y en los hombres los 94 cm.
  • Hipertensión. El síndrome metabólico se produce cuando la presión arterial supera los 130 mm Hg / 85 mm Hg.
  • Triglicéridos. Cuando supera los 1,7 mmol por litro.
  • Glucosa en sangre. Puede ser igual o superior a 101 mg / dl.
  • Un bajo nivel de colesterol HDL.

Causas del síndrome metabólico

En esta lista conocerás cuáles son las causas más comunes que desencadenan la aparición del síndrome metabólico.

  • Factores hereditarios.
  • Un estilo de vida sedentario.
  • Mala nutrición, es decir, el consumo de alimentos ricos en calorías, pero bajos en nutrientes.
  • Resistencia a la insulina.

¿Quiénes son los más afectados?

Las estadísticas no son concluyentes sobre el impacto del síndrome metabólico en la población, pero es claro que la cifra va en aumento. Actualmente, esta enfermedad afecta entre el 20 y el 25% de la población adulta en los Estados Unidos (hombres de más de 50 años y mujeres de más de 60 años). Sin embargo, poco a poco este padecimiento comienza a ganar terreno entre los más jóvenes, debido a que llevan un estilo de vida sedentario, al sobrepeso y a la obesidad.

Consecuencias de este síndrome en la salud

Las consecuencias no solo atañen al aspecto físico de la persona, debido al sobrepeso. También afecta en otros aspectos, ya que aumenta el riesgo a padecer de ciertas enfermedades incluyendo diabetes tipo 2 y síndrome de ovario poliquístico en mujeres. Esto es causado principalmente por un trastorno en las hormonas femeninas que puede ser la fuente de infertilidad.

Además, algunos investigadores sospechan sobre la relación entre el síndrome metabólico y algunas enfermedades graves como el cáncer de mama, próstata, colon o cáncer de útero. Asimismo, aunque no hay estudios concluyentes, se busca la existencia de un vínculo entre este síndrome y el Alzheimer.

Tratamiento del síndrome metabólico

Al ser un trastorno que está ligado principalmente con el estilo de vida, su tratamiento inicial se basa realizar los cambios necesarios para modificarlo. Lo recomendable será que el paciente acuda con un profesional de la salud para que luego de estudiar su caso, este realice los ajustes necesarios.

Por lo general, estas recomendaciones se basan en:

  • Hacer ajustes en la alimentación. Esto es fundamental para ganarle la batalla al síndrome metabólico. Debes identificar errores cometidos en la dieta y adoptar gradualmente buenos hábitos alimenticios.
  • El paciente debe elegir una actividad física que le guste para realizarla de forma frecuente y así comenzar a perder peso.
  • Asistir frecuentemente a las consultas médicas y no dejar de tomar el tratamiento farmacológico que haya sido recetado por el especialista.

La resistencia a la insulina está señalada como el factor con mayor predisposición para la aparición del síndrome metabólico. Y es esta misma patología la que por sí sola puede desencadenar muchas más enfermedades.

El tratamiento más indicado para tratarla es la práctica de ejercicio físico para de esta manera quemar los azúcares en reservas causantes a su vez del sobrepeso y la acumulación de grasa. Recuerda que este síndrome es prevenible y tratable.