Algunas personas con el síndrome del túnel carpiano pueden aliviarse con tratamientos no quirúrgicos. Otros pueden necesitar cirugía para aliviar sus síntomas.

El síndrome del túnel carpiano se produce cuando se pellizca el nervio mediano de la muñeca, causando dolor, hormigueo o entumecimiento en la mano y los dedos. Para la mayoría de las personas, el síndrome del túnel carpiano empeora progresivamente con el tiempo sin tratamiento. Afortunadamente, hay varios tratamientos para el túnel carpiano disponibles para ayudar a aliviar los síntomas.

Tratamientos no quirúrgicos para el síndrome del túnel carpiano

Los tratamientos no quirúrgicos para el síndrome del túnel carpiano incluyen estas opciones:

  • Férula del túnel carpiano
    El uso de una férula o aparato ortopédico alrededor de la muñeca puede ayudar a reducir la presión sobre el nervio mediano manteniendo la muñeca en una posición neutral o vertical. Su médico puede recomendarle que use la férula por la noche para evitar que su muñeca se doble mientras duerme. También puede ayudar a usar el aparato durante las actividades diurnas que agravan los síntomas. Las férulas de muñeca suelen ser el tratamiento de primera línea para el síndrome del túnel carpiano.
  • Fisioterapia o terapia ocupacional
    Algunas personas con síndrome del túnel carpiano eligen ver a un fisioterapeuta o terapeuta ocupacional. Un terapeuta puede utilizar técnicas especiales para ayudar a que los nervios y los tendones pasen más fácilmente por el túnel carpiano.
    Tratamientos de medicina complementaria y alternativa
    El yoga puede ayudar a reducir el dolor en algunas personas con síndrome de túnel carpiano. Algunas personas reportan alivio a través de la acupuntura o los tratamientos quiroprácticos.

Ejercicios de túnel carpiano

Hay algunos ejercicios caseros que puede probar para el síndrome del túnel carpiano, aunque los estudios son contradictorios en cuanto a la utilidad de estos ejercicios. Los ejercicios del túnel carpiano pueden ser más eficaces cuando se combinan con otros tratamientos del túnel carpiano, como el uso de una muñequera.

Simples ejercicios de túnel carpiano

Ejercicios básicos de túnel carpiano para tratar de incluir estos movimientos:

  • Sacude suavemente las manos o las muñecas hasta que el dolor o el entumecimiento desaparezcan.
  • Cierra el puño. De uno en uno, suelte cada dedo hasta que todos los dedos apunten al techo y sienta que le está diciendo a alguien que se detenga con la mano. Repita 5 a 10 veces.
  • Cierra el puño y abre la mano separando los dedos uno por uno. Repita 5 a 10 veces.
  • Ponga su brazo derecho delante de usted con los dedos mirando al suelo. Use su otra mano para empujar ligeramente la mano hacia abajo, estirando la mano y los dedos hasta que lleguen lo más lejos posible. Mantén esta posición durante unos 20 segundos.

Cirugía para el tratamiento

Si los tratamientos no quirúrgicos no proporcionan alivio o si su nervio mediano ha sido dañado, su médico puede recomendar un tipo de cirugía llamada liberación del túnel carpiano.

¿Qué es la cirugía de liberación del túnel carpiano?

La liberación del túnel carpiano suele ser un procedimiento ambulatorio. Es una operación muy común.

La cirugía del túnel carpiano consiste en cortar un ligamento alrededor de la muñeca para aliviar la presión sobre el nervio mediano. Después de la operación, el ligamento vuelve a crecer, dejando más espacio en el túnel carpiano para que pasen los nervios y los tendones. La operación puede realizarse bajo anestesia general, que hace que te quedes dormido, o bajo anestesia local, que adormece sólo la mano y el brazo.

Las complicaciones de la cirugía de liberación del túnel carpiano son las más comunes:

  • Sangrado
  • Infección
  • Lesión o lesión del nervio mediano
La recuperación después de una operación de liberación del túnel carpiano

Algunos de los síntomas del síndrome del túnel carpiano pueden desaparecer inmediatamente después de la cirugía, pero la recuperación completa puede tardar hasta un año. Inicialmente, perderá parte de su fuerza de agarre y la capacidad de mover la mano y la muñeca de ciertas maneras. Pero estas pérdidas volverán gradualmente a medida que el ligamento se cure.

El médico puede remitirle a un terapeuta de la mano para que le ayude a recuperarse si experimenta un dolor o una debilidad significativa en la mano que dure más de dos meses. Incluso con la cirugía, es posible que su mano nunca se sienta completamente normal.

Muchas personas reportan un leve entumecimiento residual u hormigueo después de la cirugía del túnel carpiano.

Síndrome del túnel carpiano durante el embarazo

Los cambios hormonales durante el embarazo pueden causar la hinchazón del tejido alrededor del túnel carpiano. Esto provoca dolor en la mano y en la muñeca.
El síndrome del túnel carpiano suele desaparecer por sí solo después del embarazo. Las terapias no quirúrgicas, como el uso de una férula para el túnel carpiano por la noche, pueden ayudar a aliviar los síntomas mientras tanto. El síndrome del túnel carpiano relacionado con el embarazo no suele requerir cirugía.

También te puede interesar leer: Túnel carpiano: qué es este síndrome, causas y cómo tratarlo