6 errores que cometen los hombres y que les impide adelgazar

La alimentación masculina es un tema que debe ser visto con otros ojos. Casi siempre  solemos concentrarnos en los alimentos permitidos, en los prohibidos y en la ejercitación diaria, pero esta fórmula no es infalible.

Hay ciertos errores que suelen cometer los hombres en su alimentación que les impide perder peso de manera más rápida, saludable y efectiva.

Error 1: Comer muy ligero en la mañana

Recomendar a los hombres que coman poco y muy ligero después de levantarse en la mañana es un boleto directo al fracaso. Y es que saltarse el desayuno o comer muy ligero causa complicaciones y llevan a disparar las ganas de alimentarse a deshoras y a salirse del régimen saludable.

Comer solo un croissant pequeño con un café no es suficiente para el organismo. Así que lo mejor es que incluyas frutas bajas en calorías como la manzana y el plátano junto a una tortilla, por ejemplo.

Error 2: Complacer los antojos

Muchos hombres mantienen algunos antojos al alcance, como una barra de chocolate para esos momentos en que se siente un vacío en el estómago. Pero esto en vez de ayudar termina convirtiéndose en un hábito.

Por ello debes olvidarte de los bocadillos, especialmente de los que son extremadamente calóricos como las barras de chocolate altas en azúcar y bajas en cacao. Consume más agua, come yogurt sin dulce o una manzana y planifica tus comidas a horas fijas.

Error 3: Beber mucho café (y azúcar) en la oficina

En las oficinas nunca faltan las máquinas para hacer o expender café espresso y la oportunidad de recurrir a ellas cada vez que se nos antoje.

Y como el café no suele venir solo, sino acompañado de azúcar, esto aumenta las probabilidades de afectar la dieta del hombre, agregando fácilmente unas 200 Kcal entre unos 5 a 6 cafés que podemos tomar al día. Es recomendable prescindir del azúcar o reemplazarlo con algo de miel, un edulcorante o controlar con plantas medicinales el deseo por el azúcar.

Error 4: Almorzar pesado en el bistró

Ya sabemos que los sándwiches en el almuerzo pueden resolver una buena comida y nos ahorran tiempo. Pero ir al bistró más cercano y comer un emparedado bien gordo junto con una  cerveza no suele ser una opción saludable si estamos a dieta.

Recurre a sándwiches ligeros como aquellos que tienen atún, jamón sin mantequilla o pollo sin mayonesa. Si bebes mucha cerveza, elevarás la grasa de tu cuerpo, así que es mejor elegir un jugo de toronja o de tomate.

Error 5: Decirle “sí” a salsas y fritos

Unas buenas salchichas con papas fritas, las salsas en las carnes y el chucrut suenan a comidas deliciosas, pero solo agregarán calorías a tu alimentación. Si buscas perder peso de manera saludable y rápida, debes olvidarte de estas preparaciones. Prefiere carnes y pescados con vegetales al vapor para que te den más saciedad.

Error 6: Comer pan con mucha frecuencia

Prescindir del pan en el desayuno, como bocadillo de media mañana, en el almuerzo o en la cena para acompañar una sopa puede ser bastante difícil si estamos acostumbrados a ello. El problema son las porciones. Así que si sueles comer cuatro rebanadas en las comidas, consume dos. Lleva a la mitad la ingesta de pan y verás cómo reduces de peso.

Si tienes en cuenta estas consideraciones podrás conseguir mejores resultados en tu dieta. Recuerda que caer en estos errores solo retrasará tu proceso de adelgazamiento.

.