Serotonina : la hormona del bienestar y de la felicidad

Serotonina

La serotonina es una molécula o sustancia química que funciona como neurotransmisor encargado de traspasar información al cuerpo a través del sistema nervioso central. Pero también es considerada una hormona, ya que regula y controla nuestro estado de ánimo.

Esta hormona es sumamente necesaria en nuestro cuerpo ya que tiene varias funciones dentro del mismo, y sus bajos niveles podrían provocarnos una gran serie de problemas.

Funciones principales de la serotonina

Nos hace sentir satisfechos: La serotonina regula la cantidad de comida que ingerimos al momento de comer, ya que nos avisa cuándo sentimos saciedad. De la misma forma, este neurotransmisor equilibra nuestro deseo sexual y la temperatura de nuestro cuerpo.

Es un reloj interno: Al igual que un reloj, la serotonina lleva tu propia cuenta, y nos ayuda a que nuestro cuerpo no cambie sus ciclos de sueño o vigilia. Es por eso que cuando viajamos y pasamos a otro huso horario, se nos hace difícil adaptarnos al nuevo horario de ese país.

Regula el sueño: Así como regula nuestro apetito y deseo sexual, la serotonina también nos avisa cuándo hemos dormido suficiente. Además, es imprescindible para que podamos dormir profundamente, para así descansar como se debe, ya que controla nuestra hormona del estrés.

Una persona despreocupada, satisfecha sexualmente, que tiene un buen ciclo de sueño y que disfruta de su sexualidad, es una persona saludable y feliz. Todo esto lo logramos gracias a la serotonina, por lo que su nivel no es el adecuado, nuestro cerebro y cuerpo se verías afectados.

Tanto nuestro apetito, digestión y el sueño, como nuestro deseo y desempeño sexual cambiarían, alterando así nuestro estado de ánimo, hasta el punto de sufrir depresión.

Entonces, ¿cómo podemos aumentar la serotonina?

Existen varias formas de controlar y aumentar la serotonina, y el consejo más práctico que podemos darte es hacer las cosas que te hagan feliz.

Practicar algún deporte que te gusta y hacer ejercicio de forma constante, hará que te sientas cómodo contigo mismo. Esto, además, bajará tu nivel de estrés, y si no es el caso, puedes siempre tomar clases de yoga, meditar o incluso tener pensamientos felices cuando te sientas con mucha ansiedad.

La luz también es un excelente amigo de la serotonina. Sal de casa y toma un poco de sol en un parque o en la playa, le hará bien a tu piel y a tu estado de ánimo. ¿Ahora entiendes por qué somos más felices en verano? Ahora tienes una buena excusa para ir a la playa.

Por último, comer alimentos ricos en proteína, aminoácidos, Omega 3 y endorfinas, como el chocolate, los huevos y las pastas, es algo muy beneficioso para tu salud física y también mental.