Ser asintomático de coronavirus es peligroso ¿Cuáles son los riesgos?

Son muchas las dudas y confusiones acerca de ser asintomático de coronavirus. La mayoría de pacientes asintomáticos descubren que son portadores del virus por casualidad; mientras que otros, ni siquiera lo llegan a descubrir.

Pero ¿cómo reconocer el virus si no hay síntomas aparentes? Cuáles son los signos y cambios que experimenta el organismo, que ayuden a reconocer el virus; a diferencia de los síntomas confirmados en pacientes que sí los experimentan.

¿Qué significa ser asintomático?

Ser asintomático de coronavirus significa que no hay síntomas evidentes de la enfermedad, a pesar de que las pruebas hayan confirmado la presencia del virus en el organismo del paciente.

También se consideran asintomáticos aquellas personas que experimentas algunos síntomas, y de forma leve y de corta duración.

Pero a pesar de que no presenta síntomas, sí puede ser un vector de contagio para otras personas. Es por esto que quienes son asintomáticos necesitan un cuidado especial, incluyendo aislamiento y vigilancia de síntomas durante el día.

Pero… ¿Es peligroso ser asintomático?

Si se mira desde el punto de vista de salud, ser asintomáticos no es peligroso; pues no habrá ningún síntoma que afecte su estado físico o cómo se siente. Sin embargo, no es ajeno a posibles estragos psicológicos por el aislamiento necesario.

¿Puede el paciente asintomático infectar a otros?

Efectivamente los asintomáticos pueden pueden infectar a otras personas; y debido a que no sabe que es portador del virus, es aún más peligroso.

Sin embargo, mucho depende de la carga viral de cada paciente: a menudo, si la carga viral es baja, la persona asintomática no es capaz de infectar, mientras que una carga viral alta llevará a una alta posibilidad de infectar a alguien.

Incluso la presencia de algunos síntomas, especialmente la tos o los resfriados, aumenta la posibilidad de infectar a otras personas incluso de forma asintomática (sin fiebre) y de propagar el virus en el aire a través de las famosas gotitas (gotitas de saliva emitidas después de una tos o un estornudo). El aislamiento tras el descubrimiento de un estado asintomático sigue siendo en cualquier caso obligatorio y necesario para cortar de raíz cualquier cadena de contagio, independientemente de la carga viral.

También te puede interesar leer: Carga viral de asintomáticos: es igual que en los sintomáticos de COVID