7 señales de nuestros riñones cuando no están funcionando de manera correcta

Los riñones para el cuerpo humano son sumamente esenciales, son los que filtran las impurezas de nuestro cuerpo, se cree que los riñones filtran alrededor de entre 100-150 litros de sangre al día. También elimina líquidos inútiles y excesivos del cuerpo, tiene la facultad de regular los niveles de electrolitos de nuestro cuerpo, en suma, produce glóbulos rojos, mantiene la presión arterial, y tiene una incidencia en la salud de nuestros huesos, manteniéndolos sanos y fuertes.

Por las razones anteriores mencionadas, y por muchas otras más, es importante mantener nuestros riñones en óptimas condiciones, no hacerlo es atentar con nuestra propia salud. Es por eso que es importante identificar y aprender a conocer nuestro propio cuerpo, y las señales que este nos dice cuando los riñones no están funcionando de la manera adecuada e ideal.

¿Cuáles son los síntomas más comunes cuando los riñones no están funcionando bien? Hay muchos síntomas dependiendo la patología que este padeciendo los riñones, pero estas son las comunes:

  • Problemas con el flujo en la orina (presión al orinar)
  • El color amarillento de la orina
  • Orina demasiado espumosa
  • Problemas al orinar
  • Reducción de las cantidades de orina, en la micción.

Otros síntomas son la hinchazón, en caso de daño en el funcionamiento del riñón, estos no pueden librar líquido, y ciertas partes del cuerpo sufren de hinchazón como son la cara las extremidades y las articulaciones. La halitosis o mal aliento, es síntomas de que algo en tu riñón no está funcionando adecuadamente, sintiendo un mal sabor al consumir alimentos y en ocasiones una sensación de amargura en tu boca.

Cuando tienes mucha fatiga, y cansancio recurrente puede estar pasando que tus niveles de glóbulos han disminuido, provocado por un posible mal funcionamiento de tus riñones. Otros síntomas son los dolores lumbares, erupciones cutáneas, mareos y problemas de concentración.

Si presenta alguno de estos síntomas, o varios de estos, es recomendable visitar a un médico y realizarles los chequeos médicos pertinentes. Para tener unos riñones saludables se recomienda tomar abundante agua en el día, evitar las bebidas alcohólicas, el tabaco, alimentos con alto contenido de grasas tras y realizar alguna actividad física.