8 Señales claras de que estás perdiendo medidas en tu cintura

Una de las mayores motivaciones en los programas de pérdida de peso es evidenciar que la figura mejora tu aspecto, aunque sea a un ritmo lento. Para muchas chicas que buscan una cintura estrecha las dietas y programas reductores se convierten en un gran reto. Afortunadamente, gracias a estas señales que mostrará tu cuerpo, notarás si tus esfuerzos están siendo recompensados.

8 Señales de que tienes una cintura más pequeña

1.     Mejor estado de ánimo

Lograr una cintura fina debería ser suficiente para mantenerte motivada. Enfócate en cómo te sientes y te ves físicamente. Puedes sentirte orgullosa si estas menos estresada, más liviana, con mayor energía y disfrutando de la dieta. El resultado será increíble, te sentirás feliz. Además, practica ejercicios para activar la circulación, la temperatura y liberar endorfinas, la hormona de la alegría y bienestar.

2.     Se activa la agilidad mental

Si tu programa de pérdida de peso incluye ejercicios ¡Alégrate! Estudios médicos han demostrado que ejercitarse favorece la respuesta mental, atención, concentración, coordinación y planificación. También mejora la memoria, rendimiento académico y aprendizaje. Cuando notes que sientes menos agotamiento mental y puedes reaccionar rápidamente ante temas de análisis sabrás que la pérdida de peso está dando buenos resultados.

3.     Mayor energía

La práctica de ejercicios también aumenta considerablemente los niveles de energía, sobre todo si se realiza durante las mañanas. Si antes de comenzar el programa de adelgazamiento te sentías cansada, perezosa y ahora tienes mayor vitalidad durante toda la jornada, significa que los valores de azúcar en sangre se han regulado y que la rutina de dieta actúa positivamente para deshacerse de los kilos de más y el sedentarismo.

4.     Se reducen los antojos

Una decaída de los antojos y mayor sensación de saciedad también es una señal de éxito. Si notas que antes de comenzar el programa de pérdida de peso sentías ansiedad por comer postres, golosinas, bebidas azucaradas y esa sensación de intranquilidad ha disminuido puedes aprovechar para incluir alimentos más saludables a tus meriendas como cereales, yogurt, frutos secos, frutas, verduras, o semillas.

5.     El metabolismo se acelera

Este signo lo puedes notar cuando sientes hambre con frecuencia durante el día. También se trata de un cambio positivo porque ayudas al organismo quemar grasas. Se hace más notorio este aspecto cuando estabas acostumbrada a saltar el desayuno y ahora lo comes a diario o hacías solo dos comidas al día y ahora comes tres veces más un bocadillo.

6.     La digestión se regula

Al estar aplicando eficazmente tu programa de nutrición la digestión se va regulando, con lo cual disminuye la hinchazón del vientre, el estreñimiento, gases, pesadez, la proliferación de microorganismos nocivos, falta de fibra o agua. Estos efectos se erradican para dar paso a una adecuada salud digestiva y general donde se liberan las toxinas de forma adecuada. Otra señal de que el programa va en avance.

7.     Reduces tallas y medidas

A medida que la dieta de adelgazamiento va progresando las piernas, brazos y cintura deben ir reduciendo sus medidas. Para comprobarlo usa una cinta métrica y toma nota de los resultados positivos. Cuando haces ejercicio regularmente también puedes notar que la ropa te queda suelta y necesitas ajustarla, si es así ¡Puedes festejar, vas por buen camino!

8.     La piel luce saludable

Cuando te alimentas sanamente, bebes abundante agua, te ejercitas, duermes bien y liberas toxinas del cuerpo la piel te lo agradece. Esta es una de las mejores señales de una dieta de adelgazamiento exitosa. Tu piel se sentirá suave y tersa, tendrá una apariencia más lisa y luminosa sin acné, brotes, erupciones ni irritaciones. La idea es que, al notar la diferencia, te motives a seguir a delante.