Nutrición

Pasos para seguir la dieta mediterránea para optimizar la salud

La dieta mediterránea es un plan alimenticio basado en la ingesta de alimentos frescos y orgánicos, tales como pescados, aceite de oliva, vegetales, frutas, legumbres, vinotinto, entre otros. En este tipo de dieta se deja de lado el consumo de productos industrializados como comida prefabricada, congelada y embutidos. Por eso, aprender a seguir este plan alimenticio de la forma correcta es esencial para mejorar la salud.

Pasos esenciales para hacer la dieta mediterránea

Diversos estudios científicos sugieren que la dieta mediterránea aporta amplios y variados beneficios a la salud en general. Entre ellos, fomenta la pérdida de peso, controla los niveles de azúcar en la sangre y reduce el riesgo de sufrir alteraciones emocionales. Así que toma en cuenta estos consejos para seguir este plan:

●       Consume vegetales durante todo el día

Los vegetales son alimentos cargados de muchos nutrientes y propiedades sustanciosas para el buen funcionamiento del organismo. Por ello, trata de consumir entre 3 a 8 porciones de verduras variadas al día. Incluso, en la mañana puedes tomar un batido verde y acompañarlo con una tortilla de espinacas para mejores resultados.

●       Sustituye la mantequilla por aceites saludables

El aceite de oliva, por ejemplo, es un buen sustituto. Es un aceite saludable rico en grasas monoinsaturadas, ideal para preservar la salud del corazón. Por supuesto, los aceites saludables son mejores que la mantequilla y la margarina, ambas son altas en grasas saturadas, enemigo principal de la salud del sistema cardiovascular.

●       Consume proteína magra

Deja de lado la ingesta de carne roja y, en su defecto, comienza a consumir pescado, aves de corral, nueces, frijoles y otras plantas como tu principal fuente de proteína. Los pescados como el salmón o el atún. Estos son ricos en omega-3, excelente para potenciar la salud del corazón, se recomienda consumirlos entre 2 a 3 veces por semana.

●       Incluye cereales integrales

Los granos enteros y reales, aquellos que no han sido refinados, sino que conservan su estado integral, son ricos en nutrientes y propiedades indispensables para la salud en general. Un claro ejemplo es la quinoa, alta en proteínas, minerales y vitaminas. También la cebada, con un gran contenido de fibra, al igual que la avena. Estos granos integrales son idóneos para acompañar un desayuno, almuerzo, cena o postre.

●       Bebe moderadamente vinotinto

Se ha probado científicamente que el consumo moderado de vinotinto es recomendable para fortalecer el corazón. Por eso, se recomienda ingerir una dosis diaria de 30 cc de vino para aprovechar sus propiedades en la salud integral.

Como en cualquier otro plan alimenticio, el control es indispensable para conseguir los resultados esperados. ¡Convierte la dieta mediterránea en un estilo de vida!

 

Maria De Angeles

Después de estudiar la naturopatía, que es su pasión, continúa su trabajo con éxito; también ha participado en periodismo en el sector de la salud natural y colabora de forma independiente con editores on line sobre una base ad hoc. Ella se especializa en el campo de la pérdida de peso y deportes.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.