Sangrado nasal un problema frecuente

El sangrado nasal es un problema frecuente y muy común que puede afectar a cualquier persona. En un 90% esta afectación es benigna y sin ningún riesgo para la salud. No obstante, esto no deja de ser una molestia para las personas que lo padecen. Estar lidiando de repente con sangre en nuestro sitio de trabajo, en la calle, en nuestro hogar, o inclusive en nuestro estudio, siempre será una situación muy incómoda.  En este artículo encontraremos todo lo que debemos saber sobre el sangrado nasal

Causas del sangrado nasal

El sangrado nasal puede ser ocasionado por muchas razones, que van desde una simple alergia mal tratada, una desviación del tabique o inclusive el clima que puede jugar en contra a ciertas personas. Miremos algunas de ellas.

  • Sonarte la nariz con mucha fuerza.
  • Tabique desviado.
  • Irritantes químicos.
  • Abuso de aerosoles.
  • Consumo de drogas.
  • Sufrir de hemofilia
  • El clima
  • Alergias mal tratas

Consejos para detener la hemorragia nasal siga estos pasos:

  • Siéntate y cierra las fosas nasales con tu dedo pulgar e índice por 10 minutos.
  • Usa un pañuelo de papel o uno de tela húmedo para detener la hemorragia.
  • Inclínate hacia adelante para evitar tragar sangre y respira por la boca.
  • Puedes aplicar una compresa fría sobre el tabique.
  • Evita acostarte mientras ocurre la hemorragia.
  • No te suenes la nariz ni aspires varias horas después del sangrado.
  • No levantes objetos ni realices actividades que requieran esfuerzo, las siguientes 24 horas.

Visite a un medico

Cuando presente un cuadro de sangrado nasal de manera reiterativa, es recomendable visitar un especialista, este profesional de la salud, le hará los exámenes pertinentes buscando la causa exacta del sangrado. Tome precauciones con su nariz y evite auto medicarse.

¡El sangrado nasal no es una enfermedad, donde haya que preocuparse a profundidad, pero tenga cuidado con esta incomoda molestia!