Salvia officinalis: Usos y beneficios para la fitoterapia

salvia

La salvia oficinal o hierba sagrada es una planta aromática, leñosa o herbácea con hojas opuestas y flores zigomórficas. Es nativa de las regiones mediterráneas y pertenece a la familia botánica Lamiaceae. Su nombre científico es Salvia officinalis. Además de sus propiedades ornamentales y aromáticas, esta planta tiene también cualidades muy apreciadas en fitoterapia. Es, de hecho, el origen de la cura de varias enfermedades. Además, contiene aceite esencial rico en tujona. También contiene derivados terpenos, flavonoides, taninos, vitamina K y principios amargos.

Indicaciones terapéuticas habituales

Las acciones más comunes de la salvia officinale son las del hígado y el sistema digestivo. De hecho, tiene la capacidad de estimular las funciones hepáticas, incluida la secreción de bilis. También mejora el confort digestivo y trata los espasmos gástricos y abdominales. Además, es eficaz en casos de diarrea, hinchazón y vómitos.

La hierba sagrada es también un excelente remedio para los desórdenes femeninos. Participa, en particular, en la regulación del ciclo menstrual. Mejora la situación en caso de síndrome premenstrual y alivia el dolor durante la menstruación. En el tratamiento de la infertilidad femenina, ayuda a estimular la ovulación. En las mujeres postmenopáusicas, reduce el número y la intensidad de los sofocos.

Además, esta planta medicinal trata varios problemas de la piel. Ayuda a desinfectar las heridas y acelera el proceso de curación. También es útil para el tratamiento de las mordeduras de insectos y mordeduras de serpientes.

Sus otras acciones reconocidas son:

  • Estimulante nervioso: restaura el equilibrio emocional y lucha contra los estados depresivos.
  • Antidifórico y antipirético regulando la transpiración
  • Tratamiento de enfermedades respiratorias y orales: bronquitis, tos, gripe, dolor de garganta, úlceras bucales y gingivitis.
  • Combatir el deterioro cognitivo: la pérdida de memoria y la enfermedad de Alzheimer

Formas farmacéuticas

La salvia oficinal se encuentra en forma de té de hierbas, decocción, extractos secos, polvo, tintura madre, cápsula, jarabe, hidrolato y aceite esencial.

Instrucciones de uso

La salvia oficinal se utiliza como condimento en la cocina. Para usos terapéuticos, se recomienda una dosis máxima de 15 g por día.

  • Infusión: 5 g de hojas secas por 1 litro de agua, hasta 4 tazas por día, también se administran como gárgaras o compresas.
  • Tintura madre: hasta 30 gotas en un vaso de agua 3 veces al día.
  • Cápsula: 1 a 2 cápsulas mañana, mediodía y noche.
  • Jarabe: 1 cucharada sopera 3 o 4 veces al día
  • Aceite esencial: en difusión atmosférica o para uso externo, mezclado con aceite vegetal.

Razones para la precaución

La salvia oficinal está contraindicada en las mujeres embarazadas y lactantes y en las personas que sufren de cáncer hormono-dependiente. Además, el uso interno del aceite esencial debe ser proscrito.

En altas dosis, esta planta provoca una alteración de los latidos del corazón, convulsiones o mareos.

También te puede interesar leer: Té de hierbas de salvia: Quemar el exceso de grasa