¿Sabías que combatir la inflamación ayuda contra la depresión?

depresión

La depresión es una enfermedad misteriosa en la que intervienen múltiples factores internos y externos. Una hipótesis más reciente, apunta a que la inflamación puede estar estrechamente vinculada con este permanente sentimiento de tristeza y falta de interés en las actividades rutinarias.

Qué dicen estudios recientes sobre la depresión

Investigadores especializados en este trastorno han identificado al menos 28 síntomas relacionados con la depresión. Estas señales pueden ser producto del estilo de vida o de factores ambientales. Además, han comprobado que la dieta, la microbiota, poco ejercicio, estrés, falta de vitamina D y problemas de sueño, causan el deterioro de la salud mental.

Una de las razones que ha llevado a vincular la depresión con algún proceso inflamatorio subyacente, es la poca efectividad de los antidepresivos sobre esta condición. Estos medicamentos no combaten las causas emocionales y psíquicas principales. Por esta razón, se ha propuesto encontrar otra solución.

Las citocinas como elemento reactor

Las citocinas son las proteínas encargadas de activar la respuesta del sistema inmune. La inflamación puede ser producto de una infección o un trauma y agravarse debido al estrés o un estilo de vida tóxico. Esta irregularidad afecta también la comunicación con el cerebro, por lo que puede generar ansiedad, confusión, fatiga, apatía y tristeza.

De hecho, diversos estudios indican que personas con incrementos de sustancias inflamatorias en sangre, son más propensas a resistir los antidepresivos. Además, quienes han sufrido traumas graves de pequeños, presentan marcadores inflamatorios altos, aumentado el riesgo de sufrir depresión como adultos.

Muchos expertos han aclarado que esta condición no está determinada por la predisposición genética. En todo caso, el entorno y sus circunstancias, los marcadores de inflamación y la incidencia de altos niveles de estrés pueden cambiar las condiciones hereditarias a favor de los estados depresivos.

Recomendaciones para reducir la inflamación

Si sufres de depresión, te presentamos algunos hábitos que pueden ayudarte a aliviar un poco esta condición:

  • Uso de antiinflamatorios. Esto puede incluir una dieta rica en omega 3 y vitamina D. Hacer ejercicio disminuye el estrés y mejora la salud cardiovascular. Estas medidas controlan el proceso proinflamatorio inmune.
  • Cuidado de la microbiota. La flora intestinal incide sobre los neurotransmisores y la inflamación, lo que interviene positiva o negativamente en la condición
  • Recuperación del sueño. Los trastornos al dormir causan cambios hormonales, neurológicos y afectan el sistema inmunológico.

Este nuevo enfoque sobre curar la depresión a través de la inflamación genera nuevas esperanzas para muchos pacientes. Lo más importante para luchar contra esta enfermedad, es tener claro el tratamiento y analizar las posibles causas psicosociales.

Fuente :

Köhler O et coll. Effect of anti-inflammatory treatment on depression, depressive symptoms, and adverse effects: A systematic review and meta-analysis of randomized clinical trials. JAMA Psychiatry; 71: 1381-91.