Bienestar

Cómo detener una hemorragia nasal

El sangrado o hemorragia nasal es más común de lo que pensamos. Este trastorno es llamado epistaxis y ocurre cuando se rompen los vasos sanguíneos de la nariz. Cualquier trauma facial puede ocasionar una hemorragia pudiendo ser grave o no.

Se manifiesta normalmente en niños de 2 a 10 años o en adultos de 50 a 80 años, y se cree que más del 60% de las personas han pasado por esta experiencia en su vida.

Causas

Normalmente ocurre en climas secos o muy fríos, cuando se pasa la mayoría del tiempo dentro de casa y se usan calentadores. Esto responde a que el calor provoca resequedad y agrietamiento de las membranas nasales. Otras de las causas por las cuales se presenta este sangrado son:

Sangrado nasal anterior

  • Rascarse el interior de la nariz
  • Sonarse la nariz demasiado fuerte
  • Infecciones virales
  • Sinusitis
  • Aumento de la altitud
  • Enfermedad hepática
  • Uso de drogas

Sangrado nasal interior

  • Deficiencia de calcio
  • Presión arterial
  • Productos químicos que irritan las mucosas
  • Cirugía nasal
  • Leucemia y hemofilia
  • Tumores
  • Enfermedades genéticas como la telangiectasia hemorrágica hereditaria.

¿Cómo detener el sangrado en 8 pasos?

Los casos de sangrado o hemorragia nasal no suelen ser emergencias médicas, por lo tanto acá te detallamos como detenerla:

  • Paso 1

Principalmente inclínate hacia adelante, nunca hacia atrás ya que al regresar la sangre es posible que vaya a su garganta y senos nasales lo que le obligará a inhalarla.

  • Paso 2

No dude en escupir la sangre si se ha acumulado en su garganta, ya que ingerirla puede ocasionarle diarrea y vómitos.

  • Paso 3

Expulse los coágulos de sangre que pudieron haber quedado en su nariz.

  • Paso 4

Pellizque las partes blandas de su nariz usando sus dedos

  • Paso 5

Presione la nariz contra su cara de manera firme, comprimiendo las partes pellizcadas.

  • Paso 6

Mantenga esa postura por algunos minutos y si la hemorragia no se detiene, repita el ejercicio

  • Paso 7

Evite a toda costa acostarse, mantenga su cabeza más alta que el nivel de su corazón

  • Paso 8

Coloque una compresa fría en su rostro

Existen algunos aerosoles nasales que prometen curar hemorragias, sin embargo es mejor no acudir a ellos, ya que podrían empeorar la situación.

Remedios naturales para la epistaxis

Si usted siguió los pasos anteriores al pie de la letra y aun así continua la hemorragia, puede probar los siguientes métodos:

  • Vinagre de manzana: agréguelo en un copito de algodón y colóquelo en las fosas nasales. En caso que presente hemorragias continuas, puede agregar dos cucharadas de vinagre de manzana en un vaso de agua y beberlo regularmente.
  • Rábano picante: coloque sus raíces trituradas en sus fosas nasales.
  • Geranio Salvaje: consiga esta planta en polvo e inhale media cucharadita.
  • Agua fría: Remoje sus manos en agua fría, esto enfriará su cuerpo y detendrá el sangrado.

Luego de lograr detener la hemorragia se recomienda tomar descanso el resto del día, manteniendo su cabeza a una altitud de 30 a 45 grados. Si siente deseos de estornudar, hágalo con la boca abierta para evitar que el aire pase por la nariz. No levante peso y tome bebidas calientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.