Ronquidos ¿causas y cómo dejar de hacerlo?

Portrait of woman who can not sleep because her husband snores

Si roncas o convives con alguien que lo hace, ya sabes lo molesto que esto puede ser para ambas partes. Incluso, si no te has dado cuenta que roncas, seguramente te levantas con cansancio, con la garganta seca y tu descanso no ha sido para nada reparador.

Lo que sucede con el roncador es que durante el sueño, los músculos implicados en la respiración se relajan y la lengua se echa para atrás, causando una obstrucción en las vías respiratorias.

Se estima que 35% de las personas adultas roncan y pueden hacerlo realmente fuerte, llegando hasta 100 decibeles, que es más o menos el ruido escandaloso que hace una moto al pasar.

Antes de que enloquezcas por vivir con alguien que ronca o si eres tú la fuente del sonido, conoce cómo remediar este problema de manera natural.

Causas más frecuentes

Antes de hablar de cómo curar los ronquidos, tenemos que explicarte sus posibles causas.

  • La forma cómo se duerme puede exacerbar el problema. Al dormir de espalda se restringe la capacidad para la entrada y salida del aire por la garganta, así que es más común roncar si se está boca arriba. Lo mejor es dormir de lado o boca abajo.
  • Tomar mucho alcohol o fumar relaja los músculos y favorece los ronquidos. Otras causas de los ronquidos son el sobrepeso y la obesidad.
  • Muchas personas que pierden peso se encuentran con que roncan menos, así que esto es un buen comienzo para iniciar el cambio de hábito y emprender un mejor estilo de vida.

Consejos para dejar de roncar

  • Entre las maneras de reducir naturalmente los episodios de ronquidos, el más frecuente es el usar almohadas que levanten la cabeza y eviten que la lengua retroceda y obstruya la entrada de aire.
  • Además de cambiar la posición para dormir, otra alternativa es colocarse tiras adhesivas en la nariz para abrir las fosas nasales. Estas tiras puedes encontrarlas en las farmacias y son realmente efectivas y de efecto inmediato.
  • Lavarte la boca con sirope de menta antes de dormir, ayuda a despejar las vías respiratorias y reduce los ronquidos.

Lo que debes evitar

  • Para no roncar es importante dejar de fumar y mantener la habitación libre de polvo, moho y otros alérgenos. Así que mejora la circulación natural de aire limpio y fresco hacia el dormitorio.
  • El humo del cigarrillo contiene irritantes de las mucosas y causa inflamación que obstruye más fácilmente la garganta.
  • Otro consejo: no te acuestes después de alguna comida abundante, sobre todo con grasas e ingredientes pesados que te impiden respirar bien.