BienestarEstilo de vida

Factores de riesgo y prevención del cáncer de páncreas

00El páncreas es una glándula situada detrás del estómago que produce enzimas esenciales para la digestión de los alimentos y la insulina. A su vez, la insulina es la hormona responsable de mantener normales los niveles de azúcar en la sangre. El cáncer de esta importante glándula tiene un impacto catastrófico en la salud y casi inevitablemente conduce a la muerte. Por esto es importante conocer los factores de riesgo y prevención del cáncer de páncreas.

La quinta causa de muerte por cáncer es el de páncreas, aunque representa sólo una pequeña proporción de los nuevos cánceres diagnosticados cada año. Este cáncer es devastador porque en su mayor parte progresa silenciosamente. Al principio no presenta síntomas que puedan hacer que las personas visiten a su médico.

Cuando aparecen los primeros síntomas (ictericia, pérdida de peso, fatiga, dolor en el abdomen o en la espalda), a menudo ya es demasiado tarde. En ese momento, ya no es operable, y se ha extendido a los tejidos circundantes (hígado, ganglios linfáticos) en forma de metástasis.

Como resultado, menos del 5% de todos los pacientes están vivos 5 años después del diagnóstico. De los pacientes cuyos tumores no pueden ser operados, la mitad muere dentro de los 4-5 meses posteriores al diagnóstico. El cáncer de páncreas es realmente una enfermedad devastadora, virtualmente incurable y probablemente el mejor ejemplo del poder destructivo del cáncer.

Factores de riesgo y prevención del cáncer de páncreas

Factores de riesgo

Teniendo en cuenta la alta tasa de mortalidad asociada con el cáncer de páncreas, un enfoque preventivo es ciertamente la mejor manera de tratar esta enfermedad. En la actualidad, se han identificado varios factores que aumentan el riesgo de verse afectado por este cáncer y, por lo tanto, pueden ayudar a reducir la incidencia de la enfermedad:

  • Tal vez el más importante sea el fumar, que no sólo causa la gran mayoría de los cánceres de pulmón, sino que también aumenta significativamente el riesgo de cáncer de páncreas.
  • El abundante consumo de carnes rojas y embutidos también aumenta significativamente la probabilidad de desarrollar este cáncer. La presencia de compuestos cancerígenos formados cuando la carne se cocina a altas temperaturas, en barbacoas por ejemplo, parece ser el causante de esto.
  • Cocinar la carne a altas temperaturas, como en las barbacoas, causa la formación de compuestos cancerígenos. Sería mejor evitar consumir comida carbonizada demasiado a menudo en la parrilla.
  • Por lo tanto, es preferible reducir el consumo de estas carnes rojas sustituyéndolas, por ejemplo, por aves de corral, y evitar consumir con demasiada frecuencia alimentos que se han carbonizado al cocinarlos a la parrilla.
  • Como ocurre con muchos cánceres, desde hace mucho tiempo se sospecha que el bajo consumo de frutas y verduras es también un factor de riesgo importante para el cáncer de páncreas.

 

Factores de prevención

Un estudio apoya esta hipótesis y sugiere que este efecto protector de las frutas y verduras está relacionado principalmente con su contenido de ácido fólico, una molécula muy importante para mantener la integridad del material genético de nuestras células.

En este estudio, las personas que consumieron 5 porciones de frutas y verduras al día, correspondientes a una ingesta de ácido fólico de unos 350 microgramos, vieron disminuir drásticamente su riesgo de desarrollar cáncer de páncreas, un 75% menos que los que consumieron sólo una o dos porciones al día (menos de 200 microgramos de ácido fólico).

Otro punto importante señalado por los investigadores del estudio es que este efecto beneficioso del ácido fólico sólo se observa en la molécula de origen alimentario, es decir, presente de forma natural en las frutas y verduras. Mientras que la ingesta de ácido fólico mediante la toma de suplementos vitamínicos no tiene ningún impacto en el riesgo de cáncer de páncreas.

Esta observación es crucial porque actualmente hay demasiadas personas que creen que pueden compensar una dieta de mala calidad comprando (¡a menudo a un precio elevado!) multivitaminas u otros complementos alimenticios. Pero, como muestran los resultados de este estudio, las tabletas nunca reemplazarán los beneficios de una dieta rica en frutas y verduras en la prevención del desarrollo del cáncer… ¡Mientras que son mucho más agradables de consumir! Las frutas y las verduras se conviertes en factores de riesgo y prevención del cáncer de páncreas a la vez. Su poco o alto consumo pueden hacer la diferencia.

 

Prevención en 4 puntos

En resumen, los factores de riesgo y prevención del cáncer de páncreas son sencillos de tener presente. Haciendo una serie de cambios en el estilo de vida se puede prevenir:

  • Dejar de fumar
  • Reducir el consumo de fiambres y carnes rojas, especialmente las carnes carbonizadas.
  • Coma por lo menos 5 porciones de frutas y verduras al día, especialmente las ricas en ácido fólico como espinacas, espárragos, brócoli y naranjas.
  • Una fuente excepcional de ácido fólico son las legumbres. Su alto contenido en proteínas las convierte en un sustituto muy interesante de los platos sin carne.

Fuente: Traducido de Presse Santé

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.