Resistir el deseo de comida: aliados para controlar la ansiedad de comer

Comer sano

En medio de la crisis que el mundo vive actualmente, por cuenta de la pandemia por coronavirus, la ansiedad y el estrés generan muchas ganas de comer. Y en muchos casos es casi imposible resistir el deseo de comida.

¿Pero por qué esto pasa? Es que a través de la comida se busca escapar de emociones como la tristeza, por ejemplo. Porque algunos alimentos son una fuente de energía, sobre todo los que tienen alto contenido en azúcar. Estos estimulan la transmisión de dopamina al cerebro; el neurotransmisor asociado con la motivación y la sensación de gratificación.

Ahora bien, esta respuesta fisiológica al estrés, puede en muchos casos convertirse en comportamientos compulsivos; que no se pueden controlar y que se repiten continuamente. Dando paso entonces a un trastorno de atracones de comida.

Este trastorno, puede generar complicaciones con el tiempo, como la obesidad y algunos problemas psicológicos graves.

Dos grupos de investigación coordinados por Silvana Gaetani del y Carlo Cifani de la

El Departamento de Fisiología y Farmacología Vittorio Erspamer della Sapienza y la Escuela de Medicina y Ciencias de los Productos de la Salud de la Universidad de Camerino, hicieron una investigación al respecto. Este gran grupo identificó una molécula que podría ser útil para resistir el deseo de comida: la oleoiletanolamida.

Lo que hace la molécula es generar una sensación de saciedad en el cerebro; además de ser regulador del metabolismo, especialmente el de las grasas. Con esta molécula se puede prevenir el desarrollo de un comportamiento alimentario anormal, similar a un atracón. La forma como lo logra es a través de la modulación de la actividad de los circuitos cerebrales; los cuales responden a las propiedades placenteras de la comida y/o la exposición a una condición estresante.

Con los resultados de este estudio, se espera que la OEA se convierta en un aliado para la prevención o el tratamiento de los trastornos de la alimentación.

También te puede interesar leer: Salud mental: Sentirse bien con la comida a cualquier edad