Resistencia a los antimicrobianos: mayor peligro que el coronavirus

Más allá del coronavirus, los científicos advierten de un peligro que puede ser incluso peor que la pandemia misma. Se trata de el posible aumento de la resistencia a los antimicrobianos.

Al respecto, la OMS dijo que  la posible resistencia a los antimicrobianos es uno de los desafíos más urgente de la actualidad. De esto depende que muchos tratamientos, como la quimioterapia o los trasplantes se puedan hacer. Si esto no se logra controlar, no habría posibilidad de prevenir y tratar infecciones; representando esto un atraso impensable en la medicina, con consecuencias desastrosas para la humanidad.

Las superbacterias son más peligrosas que los coronavirus

La advertencia sobre las superbacterias y su posible resistencia a los antimicrobianos, la hizo el Dr. Paul De Barro, director de investigación de bioseguridad en el CSIRO, la agencia científica nacional de Australia. El experto explica que: «No creo estar exagerando cuando digo que la resistencia a los antibióticos es la mayor amenaza para la salud humana, sin excluir a nadie. Covid no está ni cerca del impacto potencial de los superbichos. Vamos a volver a la edad oscura de la atención médica».

El Dr. Barro llegó a esta conclusión tras realizar un estudio durante tres años; el cual tenía como objetivo analizar las bacterias resistentes a los medicamentos en las islas Fiji. Y es precisamente en esta zona del pacífico donde la resistencia a los antimicrobianos podría ser aún más devastadora que en el resto del mundo; debido a que los sistemas de salud son demasiado frágiles y no habría manera de atender una emergencia de este tipo.

De hecho, Fiji tiene una de las tasas de infecciones bacterianas más altas en el mundo, a pesar de tener una población de menos de un millón de habitantes. Existen muchos casos de tuberculosis, e incluso leptospirosis.

¿Es necesario alarmarse?

El Dr. de Barro también explica que: «Los antibióticos juegan un papel en cada parte de nuestro sistema de salud; sin ellos, podríamos morir por cosas triviales como un rasguño. Al mismo tiempo, podrían matarnos en el parto, el tratamiento del cáncer, la cirugía, la diabetes…». Esto quiere decir que si los antibióticos no funcionan más, se podría vivir una emergencia similar a la que se vive con el coronavirus. Se tendrían que aplicar tratamientos intensivos completos y urgencia por desarrollar o encontrar medicamentos que sí sean efectivos; pero sin que el distanciamiento social sirva de algo, porque las bacterias están en todas partes.

En cuanto a las cifras, se cuentan alrededor de 700 mil muertes por resistencia a los antibióticos, al año. Pero la OMS reveló que se estiman, solo en el Pacífico occidental, unas 350 millones de muertes en los próximos 10 años; con un costo de 1.35 billones de dólares.

También te puede interesar leer: Mal uso de antibióticos: enfermedades comunes para las que no son útiles