Bienestar

Remedios naturales para la gripe y virus de invierno

Las personas con sistemas inmunológicos débiles o deficiencias nutricionales, son más propensas a contraer la gripe o un resfriado. El estrés, la falta de sueño y la exposición a toxinas pueden empeorar los síntomas de la gripe.
Afortunadamente, hay remedios naturales para la gripe que pueden ayudar a combatir estos síntomas.

¿Qué es la gripe?

La gripe es una enfermedad respiratoria contagiosa causada por el virus de la influenza. Estos virus se propagan por el aire de persona a persona.
Los signos y síntomas de la gripe pueden incluir:
– Fiebre
– Tos
– Congestión nasal
– Dolor muscular o corporal
– Dolores de cabeza
– Fatiga
– Vómitos
– Diarrea

Aunque todo el mundo puede contraer la gripe, los niños pequeños, las mujeres embarazadas y los adultos mayores de 65 años corren un mayor riesgo de desarrollar complicaciones graves relacionadas con la gripe, por eso presentamos estos 12 remedios naturales para la gripe u otros virus respiratorios de invierno.

12 remedios naturales para la gripe

Entonces, ¿cómo te libras de la gripe de forma natural? Los remedios naturales para la gripe, es decir, esos que se pueden hacer en casa, incluyen vitaminas C y D, suplementos de hierbas, aceites esenciales, probióticos y una dieta saludable. Pruebe estos remedios naturales para ayudar a aliviar sus síntomas.

1. Vitamina C (1000 mg 3-4 veces al día)

La vitamina C ayuda al sistema inmunológico a funcionar y estimula los glóbulos blancos. Las investigaciones demuestran que la vitamina C ha acortado la duración de los resfriados y puede reducir el número de resfriados en las personas físicamente activas.
Tome 1.000 miligramos de vitamina C al día para prevenir un resfriado o una gripe y hasta 4.000 miligramos al día cuando tenga síntomas. Para obtener la mayor cantidad de vitamina C de los alimentos, se debe comer frutas y verduras enteras.

2. Vitamina D3 (2.000 UI por día)

La vitamina D es producida en el cuerpo por la luz solar y regula la expresión de más de 2.000 genes, incluyendo los del sistema inmunológico. Desafortunadamente, hasta el 90% de las personas tienen una deficiencia de vitamina D.
Investigaciones recientes muestran que los bajos niveles de vitamina D están relacionados con tasas más altas de resfriados, gripe e infecciones respiratorias. Muchos médicos creen que las cantidades recomendadas actualmente de vitamina D son demasiado bajas y que es mejor elegir 2.000 unidades en lugar de 200-400 unidades por día.

3. Equinácea (1000 mg 2-3x por día)

Esta hierba puede ayudar a tu cuerpo a combatir las infecciones, pero es mejor tomarla ante los primeros signos de enfermedad.
El extracto de equinácea se probó en un ensayo aleatorio, doble ciego y controlado en 2013. Los investigadores descubrieron que la equinácea era eficaz para tratar las infecciones de las vías respiratorias a corto y largo plazo. Un estudio aleatorio, doble ciego y controlado por placebo, demostró que beber de cinco a seis tazas de té de equinácea al día al comienzo de los síntomas de las vías respiratorias superiores, y reducir ese número a una taza de té durante un período de cinco días, era eficaz para aliviar los síntomas del resfriado y la gripe.

La equinácea actúa como un anti inflamatorio, lo que puede ayudar a reducir los síntomas bronquiales de los resfriados y la gripe. Trabaja directamente contra la levadura y otros tipos de hongos.

Los diferentes preparados tienen diferentes concentraciones de Equinácea, aquí hay algunos preparados y dosis comunes:
– Comprimidos que contienen 6,78 miligramos de extracto de Equinácea. Tomar dos comprimidos tres veces al día.
– 900 miligramos de tintura de raíz de Equinácea por día
– De cinco a seis tazas de té de Equinácea en el primer día de síntomas, luego una taza al día siguiente.

4. Baya del saúco (10 ml por día)

Se cree que esta hierba puede desactivar el virus de la gripe y aumentar naturalmente la inmunidad. Se cree que las flores y bayas de saúco fortalecen el sistema inmunológico, tratan la gripe y alivian el dolor de los senos nasales, además la baya del saúco parece atacar los virus de la gripe y reducir la inflamación de los bronquios. Un estudio preliminar demostró que cuando se tomaron 15 mililitros de jarabe de bayas de saúco cuatro veces al día durante cinco días, se aliviaron los síntomas de la gripe en promedio cuatro días antes que un placebo.

5. Aceite de orégano (500 mg dos veces al día)

El aceite de orégano tiene un poderoso efecto anti viral. El aceite de orégano puede utilizarse para combatir las infecciones virales, y aunque no hay estudios que evalúen específicamente la eficacia del orégano en la gripe, hay investigaciones que indican las poderosas propiedades anti virales del aceite esencial.

6. Zinc (50-100 mg diarios)

El zinc apoya la función inmunológica y tiene un efecto antiviral. Es más eficaz cuando se toma al notar los primeros signos de enfermedad. El zinc puede ayudar a aliviar los síntomas del virus del resfrío, pero demasiado zinc tampoco es bueno. Tome de 50 a 100 miligramos de zinc al día para prevenir o tratar los síntomas del resfriado y la gripe.

7. Levadura de cerveza

Este popular suplemento contiene vitaminas B, cromo y proteínas. Se utiliza para los resfriados, la gripe y otras infecciones de las vías respiratorias. Las investigaciones realizadas en el Centro Médico de la Universidad de Michigan han demostrado que un suplemento de levadura puede reducir la gravedad de los síntomas del resfriado y la gripe y reducir significativamente la duración de los síntomas en los pacientes.

8. Aceites esenciales para la gripe

Frotando aceite esencial de menta e incienso en el cuello y las plantas de los pies, se puede apoyar naturalmente el sistema inmunológico.
El aceite de clavo de olor protege el cuerpo de infecciones y acelera el proceso de curación de la gripe. Las investigaciones confirman que el aceite de clavo tiene propiedades anti microbianas y antioxidantes.

9. Atención quiropráctica para la prevención de la gripe

Durante la epidemia de gripe de 1918, los pacientes con gripe que recibieron atención quiropráctica sobrevivieron mucho mejor que los que no la recibieron. Esto se debe a que el cuidado quiropráctico se centra en la salud del sistema nervioso, que puede ayudar a construir la inmunidad. Un estudio del 2011 mostró que los ajustes quiroprácticos eran prometedores y podían ayudar a fortalecer el sistema inmunológico.

10. Probióticos

Restaurar las bacterias beneficiosas en el intestino puede ayudar a reforzar significativamente el sistema inmunológico. Un estudio de laboratorio realizado en 2017 demostró que una cepa particular de probióticos, la bacteria Bacillus, tenía actividad antigripal con una completa inhibición del virus de la gripe.

En un examen sistemático y un meta análisis de ensayos controlados aleatorios realizados en 2017 se evaluaron los efectos de los probióticos y los prebióticos en la respuesta inmunológica a la vacunación contra la gripe. Los resultados mostraron que los participantes que tomaron probióticos y prebióticos mostraron mejoras significativas en las tasas de protección contra las cepas H1N1 y H3N2. Esto sugiere que tomar probióticos puede aumentar su inmunidad.

11. Tomar un poco de aire fresco

Los ambientes invernales interiores pueden ser una fuente de toxinas y gérmenes concentrados. El aire seco que inhalamos cuando se calientan los hogares en invierno hace que las vías respiratorias sean más reactivas y más susceptibles a los virus. El tiempo que se pasa al aire libre en invierno también es recompensado con luz solar extra. Siendo esto, algo que definitivamente se puede hacer en casa, es incluido dentro de la lista de remedios naturales para la gripe y otras afecciones respiratorias virales.

12. Los mejores alimentos para la recuperación de la gripe

Adicionalmente, aquí hay algunas buenas opciones de alimentos para comer mientras se recuperas de la gripe:

  • Alimentos ligeros y fáciles de digerir: incluya sopas con caldo de hueso, verduras cocidas o tés de hierbas para ayudar a la digestión, pero no se obligue a comer.
  • Agua: la hidratación adecuada es la clave para sacar el virus de su sistema. El líquido ayuda al cuerpo a eliminar las bacterias y los virus de su sistema. Los tés verdes y negros son poderosos potenciadores del sistema inmunológico y antioxidantes.
  • Agua caliente con limón, miel y canela: la miel y la canela ayudan a prevenir la acumulación de moco y a mantener la hidratación.
  • Jengibre: hacer un té de jengibre y añadir miel.
  • Ajo y cebolla: Estas dos verduras ayudan a reforzar la función inmunológica.

 

Fuentes:

Gerry Schwalfenberg, Vitamin D for influenza. Can Fam Physician. 61(6): 507.

Lindenmuth GF : The efficacy of echinacea compound herbal tea preparation on the severity and duration of upper respiratory and flu symptoms: a randomized, double-blind placebo-controlled study.J Altern Complement Med.6(4):327-34.

Zakay-Rones Z: Randomized study of the efficacy and safety of oral elderberry extract in the treatment of influenza A and B virus infections.J Int Med Res. ;32(2):132-40.

Gilling DH :  Antiviral efficacy and mechanisms of action of oregano essential oil and its primary component carvacrol against murine norovirus. J Appl Microbiol.  doi: 10.1111/jam.

Mousa HA : Prevention and Treatment of Influenza, Influenza-Like Illness, and Common Cold by Herbal, Complementary, and Natural Therapies. J Evid Based Complementary Altern Med. 166-174.

Julita A Teodorczyk-Injeyan, :  Interleukin 2-regulated in vitro antibody production following a single spinal manipulative treatment in normal subjects. Journal of Chiropractic & Manual Therapies