Caspa: remedios caseros para combatirla

La caspa es una alteración más frecuente de lo que se piensa, es más, casi todas las personas la ha sufrido en algún momento de su vida. Sin embargo, se trata de un problema desagradable que daña la imagen personal, sobre todo cuando en un ataque impulsivo por rascarse el cuero cabelludo, esas pequeñas escamas terminan en los hombros, ropa, y resto del cuerpo. Afortunadamente, tiene solución.

¿Qué es la caspa?

La caspa es una alteración cutánea que afecta a cualquier persona sin ningún tipo de distinción por género, edad o raza. Se caracteriza por provocar el surgimiento de parches escamosos en la piel, en algunos casos, acompañados de inflamación o enrojecimiento.

Aunque suele ser confundida con cuero cabelludo seco, son condiciones cutáneas diferentes. La caspa puede ser provocada por una producción excesiva de aceite, su color es amarillento o grisáceo, y las escamas que brotan del cuero cabelludo son más grandes y complejas de remover que aquellas que surgen por resequedad cutánea.

Ojo: la caspa no es lo mismo que los piojos

A veces es normal confundir ambas afecciones, principalmente por el picor que originan. Pero no, no se trata de lo mismo. De hecho, hay formas de diferenciar el problema de los piojos con el padecimiento de caspa.

Los piojos son pequeños parásitos que nacen en el cabello y permanecen allí hasta que mueren o se remuevan. Se caracterizan por dejar manchas blancas en el cabello, siendo el principal elemento para confundirlos con la caspa. Sin embargo, estos no son piel exfoliada del cuero cabelludo como lo es la caspa.

Las partículas blancas dejadas por los piojos son huevos vacíos, conocidos coloquialmente como liendres. Además, considerando que los piojos se alimentan de la sangre humana que extraen del cuero cabelludo, suelen ocasionar un mayor picor e irritación en la piel.

Causas de la caspa

La caspa puede surgir por infinidad de factores, entre ellos alimentación deficiente, estrés, falta de higiene, afecciones cutáneas (psoriasis, dermatitis seborreica…), alteraciones neurológicas, abuso de químicos para el cabello, etc.

Pero el principal detonante de la caspa es el hongo malassezia globosa que vive en el cuero cabelludo y cuyo alimento son los aceites de la piel. De modo que este componente metaboliza los aceites que consume, ayudado por la enzima lipasa. A su vez, crea un subproducto (ácido oleico) que penetra en el cuero cabelludo, provocando la caspa.

Remedios naturales para combatir la caspa

Los champús y acondicionadores son las principales alternativas utilizadas para combatir la caspa. Sin embargo, son químicos que al final ocasionan más daños. Por ello, para eliminar la caspa de manera fácil, natural y segura, no nada mejor que los remedios caseros. Entre los más efectivos destacan:

  • Vinagre de manzana: ayuda a aminorar el crecimiento excesivo del hongo malassezia globosa. Para preparar este remedio casero, diluye ¼ de taza de vinagre de manzana con ¼ de taza de agua. Pon esta solución en un atomizador y rocíala en tu cuero cabelludo. Luego de 15 minutos, enjuaga muy bien tu cabello.
  • Aceite de coco: también es recomendable para remover la caspa del cuero cabelludo y del cabello. Solo aplica entre 3 a 5 cucharadas de aceite de coco en tu cabello, una hora antes de tomar el baño y masajea muy bien en el cuero cabelludo. Luego, lávalo de forma habitual.
  • Aceite de árbol de té: aplica unas gotas de este aceite esencial en tu cuero cabelludo y masajea por un par de minutos. Este remedio es eficaz para aminorar la picazón y la producción excesiva de aceite.

Si tienes en cuenta estas sencillas prácticas caseras podrás darle un adiós definitivo al desagradable problema de la caspa.