Reducir el consumo de sal

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), casi la mitad de 57 millones de muertes que se dan al año, se deben a la hipertensión arterial. Este factor de riesgo es causante de enfermedades cardiovasculares y trastornos cerebrovasculares producto del consumo desmedido de sodio.

Y es que solo un gramo de sal contiene 40 gramos de sodio, cuando las necesidades diarias del organismo solo son de 2,4 gramos al día. Esto nos da una idea de cuánto daño le causamos al organismo al consumir alimentos muy salados. Y aunque, por lo general, estas enfermedades suelen aquejar a personas adultas, los jóvenes también pueden padecerlas si no cuidan su alimentación.

Por esa razón, queremos brindarte útiles consejos para ayudarte a reducir el consumo de sal en tu día a día.

Consejos para disminuir la ingesta de sal

Haciendo modificaciones en tu plan de alimentación puedes ayudar a tu organismo a funcionar de forma adecuada. Y así, mantener una salud estable que te permita reducir los riesgos de padecer diversas enfermedades.

●       Consume alimentos frescos

Estos tienen menos sodio que los alimentos o productos procesados, ya que no han sido sometidos a tratamientos industriales con aditivos. Entre las verduras frescas que poseen poco contenido de sodio destacan las zanahorias, los espárragos, las acelgas, los puerros y las alcachofas. Y entre las frutas, las mandarinas, los arándanos y las fresas.

●       Utiliza especias naturales y hierbas aromáticas

Al sazonar con hierbas aromáticas y especias aumentas el sabor, por lo que puedes reducir el nivel de sal en las comidas. Escoge las más sanas y naturales, en caso de elegir productos prefabricados o procesados infórmate sobre los ingredientes adicionales.

●        Evita comer constantemente fuera de casa

En la medida que te sea posible, procura reducir las comidas en restaurantes o demás negocios gastronómicos. Lo más ideal es cocinar en casa donde puedes controlar la cantidad de sal que le agregas a tu comida. Y las veces que quieras comer fuera, pide que añadan poca sal a tus platos.

●       Lee las etiquetas de los productos

Cuando estés haciendo las compras en el super lee detalladamente la etiqueta de los productos antes de agregarlos al cesto. Inclínate más por aquellos alimentos que sean bajos en sodio, compara los procesados con los naturales y verás cuánta diferencia hay en la cantidad de sal que contienen.

Reducir el consumo de sal es un proceso fundamental para mejorar tu calidad de vida, comienza a hacerlo ahora.

Leer tambien :

10 beneficios de la sal marina en el organismo