¿Cómo reconocer si tienes deficiencia de potasio? 4 señales que te lo indicarán

Llega un momento de nuestras vidas en que por más que lo evitemos,  tenemos que hacer algo con respecto a nuestra salud. Así como le dedicas tiempo al Facebook, WhatsApp o ver videos de gatos en Youtube, deberías atender tu cuerpo. La deficiencia de potasio puede ser un asunto serio y aquí te decimos por qué.

¿En qué consiste la deficiencia de potasio?

También conocida como hipotasemia, el potasio que necesitas para funcionar correctamente se encuentra dentro de las células. La falta de este elemento en la sangre puede afectar tus nervios, músculos e incluso bajar la sensibilidad a la insulina. Para que te mantengas alerta, hay ciertos síntomas que nos indican qué tan descompuesta puede estar tu máquina.

Sentir cansancio y debilidad

Las primeras indicaciones sobre esta condición son los calambres, la fatiga inusual y los dolores musculares. Esta debilidad generalizada se manifiesta en los músculos respiratorios, del estómago, de piernas y brazos. Puede que ese cosquilleo en la panza sea algo más serio que estar enamorado.

Ritmo cardíaco irregular

Cuando te falta potasio por un tiempo determinado, tu corazón empieza a sentir los efectos de esa excesiva preocupación por el medio ambiente. La arritmia causa que tu ritmo cardíaco sea muy lento o demasiado rápido. Esto también genera dolor en el pecho, sudoración y que te falte el aliento. Si sientes mareos espontáneos durante tu rutina diaria, lo aconsejable es que te revises.

Tener presión arterial alta

Aunque puede deberse a otros factores como la genética o el sobrepeso, el exceso o la falta de potasio alteran tu presión arterial. Si tu peso es decente y ya no es por tu marido o esposa, entonces ya sabes que tienes alguna deficiencia. Por mucho que te cueste, sigue el ejemplo de los veganos que comen plátano, papa, repollo, aguacate, espinaca, frutas y menos alimentos llenos de sal.

El indeseable estreñimiento

Puede que hace días regresaste con el estómago hinchado del festín en el tenedor libre y aún la naturaleza no ha llamado. Si además estás sufriendo espasmos estomacales y eso tampoco funciona para aliviar tu carga, posiblemente tengas una deficiencia de potasio. Si es repentino y severo sin motivo aparente, recurre a tu doctor de confianza.

 

Por difícil que parezca, queremos que estés saludable. Esta condición no es un juego y ante cualquier combinación de estos síntomas, recurre a un examen de sangre.