Realizar actividad física cambia la forma del corazón

Realizar actividad física cambia la forma del corazón. Tanto por motivos de salud como estéticos, la práctica del deporte cambia tu cuerpo, pero no sólo eso. Eso es lo que un estudio descubrió.

Cuando los astronautas están en el espacio, sus corazones cambian de forma, aumentando el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Según un nuevo estudio publicado en la revista Proceedings of National Academy of Science, la actividad física también cambia la forma del corazón.

En particular, como se informa en Pourquoidocteur.fr, en los atletas de resistencia, el corazón se ensancha (los ventrículos se hacen más largos), lo que les permite bombear más sangre y más tiempo. Por lo tanto, no es sólo la línea la que cambia cuando usted está haciendo ejercicio.

Los investigadores reclutaron a 160 adultos que practicaban diferentes ejercicios: corredores de fondo, futbolistas, agricultores estadounidenses y adultos sedentarios. Además, también participaron 43 chimpancés.

Pues bien, se han resaltado las diferencias. El corazón era más grande en los corredores, mientras que los vasos sanguíneos eran más estrechos en los que realizaban actividad física con esfuerzos de alta intensidad con intervalos.

Como resultado, el corazón cambia de forma de acuerdo a las necesidades específicas de su actividad física. Según los autores del estudio, la estructura del corazón de los corredores de resistencia ayuda a prevenir problemas de presión arterial. Problemas que afectan a una gran parte de la población.

Un estilo de vida sedentario es uno de los factores de riesgo para estos problemas, pero no sólo. El modo de vida, y en particular el consumo excesivo de alimentos ultra-transformados, fomenta la aparición de problemas de salud. Por lo tanto, la práctica de la actividad de resistencia, combinada con una alimentación saludable, podría realmente hacerle bien.