Cinco razones por las que debes incluir fibra en tu dieta

La fibra, carbohidratos complejos de origen vegetal que no son fácilmente digeridos o absorbidos por nuestro cuerpo, por lo tanto, no aumentan los niveles de glucosa en la sangre, como sí lo hacen los azúcares simples.  Su consumo regular trae múltiples ventajas para la salud y nuestro bienestar en general.  Aquí te dejamos estas razones para consumirla y la dosis diaria recomendada.

·        Favorece el tránsito intestinal

El consumo de fibra, junto con una hidratación adecuada, beneficia el tránsito intestinal. Por ejemplo, la ingesta de la celulosa, al ser un tipo de fibra insoluble en agua, permanece intacta en el alimento a través de su paso por el intestino, aumenta la torta fecal y acelera el tránsito intestinal evitando el refriado (intestino atascado) y también las crisis con diarrea.

·        Control del apetito

El proceso de digestión de los alimentos ricos en fibra es mucho más lento, por esta razón causa un efecto de saciedad que nos ayuda a controlar nuestro apetito y a no sentir hambre o deseos de comer más veces de las adecuadas durante el día; por lo tanto, favorece el control del peso y reduce de la circunferencia abdominal.

·        Prevención de enfermedades cardiovasculares

Las fibras contribuyen a un menor consumo de grasas y a la reducción del colesterol total y de LDL (considerado como colesterol malo), tanto en adultos como en niños, mejorando de esta manera el perfil lipídico en la sangre y la presión arterial.

·        Estimula el desarrollo de la flora intestinal

El consumo de fibra puede estimular positivamente el crecimiento de bacterias intestinales beneficiosas para la salud y que cumplen roles importantes desde el punto de vista inmunológico (Acción prebiótica), que pueden incluso reducir el riesgo de cáncer de colon.

 

·        Control de glucosa en la sangre

Actúan también controlando las concentraciones de glucosa en la sangre después de las comidas, y reduce el riesgo de diabetes tipo 2.

Dosis diaria Recomendada

La dosis diaria recomendada de consumo de fibra es al menos de 25 gramos para niños entre 4 y 8 años, y mujeres a partir de los 19 hasta los 50. En el caso de los hombres, se recomiendan 38 gramos también en las edades comprendidas de 19 a 50 años. De esta cantidad, unos 5-10 gramos deberán ser de fibras insolubles.

Podemos encontrar fibra en alimentos cotidianos como el plátano, granos, cereales, alimentos integrales, entre otros. Recuerda que siempre es importante la revisión de la dieta por un especialista en el área de nutrición para así obtener el máximo provecho de estos alimentos y enfocarlos en el aspecto específico que tú necesites.