3 razones por las que debes empezar a comer alga chlorella hoy mismo

alga chlorella

Comer un plato de algas puede ser un gusto culinario algo extraño para algunos paladares, pero hay quienes lo recomiendan como una experiencia gastronómica muy saludable. El alga chlorella (chlorella vulgaris), por ejemplo, es considerado un superalimento.

Se trata de uno de los alimentos preferidos por los astronautas en el espacio y la NASA porque aporta 60% de proteína cruda y completa. Esto quiere decir que garantiza a tu cuerpo la ingesta necesaria de los nueve aminoácidos esenciales.

Sus beneficios nutricionales son muchos. Pero no te preocupes, no necesitas comerte un plato de algas para obtener sus beneficios. Y es que puedes consumirlas como suplemento nutricional en pastillas, píldoras, polvo, extractos o líquido.

De esta manera puedes garantizar tu dosis diaria de hierro, calcio, potasio, magnesio y vitaminas A, B12, C y E, que son los nutrientes que consigues en la chlorella. Echa un vistazo a tres de sus beneficios.

1.     Limpia los intestinos, hígado y sangre

Estas algas de color verde esmeralda o azulado crecen naturalmente en estanques y lagos. Garantizan casi 10 veces el aporte de clorofila saludable que se obtiene de otras verduras recomendadas como el pasto de trigo, la alfalfa y la cebada.

Contiene más clorofila por gramo que cualquier otro vegetal. Y como este pigmento es un limpiador natural de los intestinos, al comer algas ayudas a tu cuerpo a que se deshaga más rápidamente de las toxinas. También depura el sistema digestivo, el hígado y la sangre.

2.     Desintoxica el cuerpo de metales pesados

La chlorella ayuda a desintoxicar el organismo de metales pesados y químicos provenientes de pesticidas, polución y medicamentos. Contiene una fibra capaz de unirse a los metales pesados para arrastrarlos.

Distintos estudios avalan sus propiedades para descomponer hidrocarburos y toxinas metálicas como el mercurio, plomo, DDT y PCB. También eleva el sistema inmune. Para ver sus efectos debe mantenerse su consumo de tres a seis meses.

3.     Previene la anemia

La chlorella eleva la hemoglobina en la sangre y evita la anemia. Esta proteína presente en las células rojas de la sangre es la encargada de unirse al oxígeno para mantener un óptimo funcionamiento orgánico.

El alga tiene una estructura celular similar a la hemoglobina, pero con una diferencia: contiene magnesio en su núcleo (la hemoglobina tiene hierro en su centro), lo que ayuda al corazón y al cerebro, según afirman varios estudios.

¿Quieres saber más? Si tienes halitosis crónica, estreñimiento o tus heces huelen mal, el alga chlorella te ayudará con este problema. Adicionalmente ayuda a quienes sufren de azúcar alta e hipertensión. Tómala en suplementos con el alga sola o combinada.