¿Quieres reducir la talla de tu cintura? Come almendras

Los beneficios de las almendras para el organismo están más que probados, pero seguro no sabías que también te pueden ayudar a reducir la talla de tu cintura, incluso, sin cumplir un régimen de ejercicios.

Esta excelente noticia emergió de un estudio realizado por la Universidad de Mujeres en Corea del Sur. El objetivo era medir los efectos de las almendras sobre los perfiles de grasas en la sangre y la composición corporal.

Los resultados fueron simplemente reveladores, ya que además de confirmarse la reducción de los niveles de colesterol y triglicéridos, se comprobó el aumento de la proteína corporal y la masa muscular libre de grasa, junto con una reducción de medidas en el área de la cintura.

Combate los lípidos dañinos 

La investigación se llevó a cabo en un segmento de la población joven, con una edad promedio de 27 años. A todas las chicas se les monitoreó una ingesta diaria de 56g de almendras durante 20 semanas.

En las mediciones se registró una reducción de, al menos, un 10% de los niveles de triglicéridos y de las lipoproteínas de baja densidad (colesterol LDL o malo). Es decir, las almendras protegen al organismo de la oxidación y elevan su funcionamiento metabólico.

Eliminan las grasas en la sangre y el abdomen

Se observó un incremento de la masa muscular, la tasa metabólica basal y la reducción significativa de la circunferencia abdominal ¿Cómo logró esto? Pues porque eleva el gasto calórico sin necesidad de ejercitarse.

Las almendras son ricas en proteínas y fibras, así como bajas en carbohidratos, lo que mitiga la sensación de hambre. El 15% de las calorías de estos frutos secos no son absorbidas por nuestro cuerpo, lo que contribuye a la pérdida de peso.

Otras propiedades de las almendras

Son un alimento muy alto en nutrientes y minerales, grasas monoinsaturadas, magnesio, manganeso, fósforo, calcio, vitaminas E y B2.

Su poder activador del metabolismo, controla el colesterol y los triglicéridos y regula los niveles de azúcar en la sangre. Además, tiene un efecto antioxidante, retrasa el envejecimiento, protege las membranas celulares y refuerza el sistema inmune.

¿Cuál es la forma ideal de consumirlas?

La manera ideal de incorporar las almendras en tu dieta diaria es al natural, sin quitarle la cáscara marrón, y comerlas un poco antes de las comidas. También puedes agregarlas a las ensaladas y bebidas lácteas.

Si estás embarazada, te ayudarán a estimular la producción de leche materna. A los niños los ayuda con su desarrollo, fortalece la salud de los deportistas y potencia el rendimiento intelectual en estudiantes.