Quemaduras de sol: 6 consejos para aliviar el dolor

Si tienes quemaduras por el sol, el daño ya está hecho. Pero puedes aliviar la incomodidad. Una vez que te has quemado, sentirás los signos y síntomas a las pocas horas de estar al sol. La piel afectada será dolorosa, roja e hinchada. En algunos casos, puede ampollarse. También puede experimentar dolores de cabeza, fiebre y náuseas.

Para aliviar las quemaduras de sol, toma estos 6 pasos

1. Enfriar la piel

Aplique una toalla limpia humedecida con agua fría del grifo a la piel afectada. O tomar un baño fresco.

2. Aplique una crema hidratante, loción o gel.

Una loción o gel de aloe vera o una loción de calamina pueden ser tranquilizantes.

3. Beber agua para prevenir la deshidratación
4. No rompa las pequeñas ampollas (no más grandes que su pequeña uña).

Si las ampollas se rompen, limpie suavemente el área con agua y jabón suave, aplique un ungüento antibiótico y cubra la herida con un vendaje de gasa antiadherente. Si se desarrolla un sarpullido, deje de usar la pomada y consulte a un médico.

5. Evite una mayor exposición al sol mientras su piel se está curando de las quemaduras solares.
6. Reciba tratamiento para las ampollas grandes, como las que cubren la espalda.

Es mejor quitar las grandes ampollas, ya que rara vez se mantienen intactas por sí solas. También busque ayuda médica si experimenta un empeoramiento del dolor, dolor de cabeza, confusión, náuseas, fiebre, escalofríos o signos de infección, como ampollas con pus o rayas rojas.

Recuerda que es muy importante usar un protector solar adecuado, las veces necesarias, mantenerse hidratado y evitar durar tanto tiempo bajo el sol.

También le puede interesar leer: Protectores solares en crema que podrían ser peligrosos para la salud