¿Qué es la esquizofrenia y cómo se trata?

Conocer las características de la esquizofrenia es importante, ya que a menudo las personas que la padecen no solo sufren sus síntomas, sino que también deben lidiar con la discriminación social que actualmente existe.

La palabra esquizofrenia deriva del griego esquizo y frenia, que significan respectivamente  “dividido” y “espíritu”. Esta enfermedad se divide entre percepciones y/o creencias, y el mundo real. Quien la sufre tiene la impresión de ser atacado por información que no puede procesar, lo que produce confusión y por ende dificultad en las relaciones sociales.

Síntomas de la esquizofrenia

Esta enfermedad de la mente presenta una serie de síntomas que es importante conocer.

  • Delirio: ideas fuera de la realidad en torno a diferentes temas: persecución, celos, pensamientos místicos y alucinaciones de tipo auditivas, visuales, olfativas, gustativas y psíquicas.
  • Lenguaje inconexo o inconsistente: suele hablar de temas sin sentido.
  • Disociación: oscurecimiento de la autoconciencia y pérdida de la identidad.
  • Falta de motivación: apatía, falta de energía e interés en la vida.
  • Disminución de la afectividad: hundimiento de las emociones, reducción o incluso eliminación de expresiones faciales y movimientos de las manos.
  • Depresión: sensación de impotencia y desesperanza.

El factor familia es muy importante

La familia debe estar al tanto de los síntomas de la enfermedad, así como de los efectos secundarios de los tratamientos.

Tratar de no imponerle órdenes puede ser de gran ayuda en el tratamiento familiar para un paciente con esquizofrenia. Conversa con la persona acerca de cómo pueden organizarse las cosas para que esta no se sienta presionada. También es fundamental estar atentos a sus quejas, sin minimizar sus problemas o temores.

Tratamientos y terapias disponibles

  • Quimioterapia: los antipsicóticos atípicos han resultado muy útiles en comparación a los efectos de los neurolépticos clásicos. Este descubrimiento es uno de los hallazgos más recientes sobre esta enfermedad.
  • Psicoterapia individual o colectiva: se centran en los aspectos positivos del paciente y el desarrollo de estrategias de recuperación. Esto le ayudará a retomar su vida y a comprender mejor su patología.
  • Programa de rehabilitación: consiste en hacer recobrar al paciente su confianza al tiempo que los ayuda a encontrar gestos olvidados, tomar iniciativas y retomar la confianza en quienes lo rodean.

La esquizofrenia requiere de mucha atención, paciencia y entendimiento. Por lo tanto no dudes en informarte acerca de la enfermedad tanto como puedas para poder luchar contra ella o ayudar de la mejor manera a tu familiar o amigo que la padece.