¿Qué es el síndrome de Raynaud?

El síndrome de Raynaud es una condición que consiste en el vasoespasmo de una parte de la mano como resultado de la hipotermia o el estrés emocional. Todo esto provoca variaciones reversibles en el color de la piel (por ejemplo, palidez, cianosis, eritema o una combinación de éstas) y en algunos casos incluso una sensación de dolor. Esta condición también puede afectar otras áreas del cuerpo, como la nariz o la lengua.

El síndrome de Raynaud, afecta a las áreas con mayor pérdida de calor

El llamado Síndrome de Raynaud afecta a las zonas del cuerpo con mayor pérdida de calor y menor eficiencia metabólica, como los dedos y, sobre todo, las manos. Estas áreas se consideran «prescindibles» y por esta razón son las primeras en perder la circulación sanguínea cuando el ambiente circundante es frío. Todo esto sucede porque el cuerpo trata de evitar la pérdida de calor, dando prioridad a los órganos vitales.

El síndrome de Raynaud, se caracteriza por tres fases

El síndrome de Raynaud – como lo reporta «Pazienti.it» – se caracteriza por tres fases distintas. Aquí están en detalle:

– Primera fase isquémica: hay una reducción del flujo sanguíneo y entumecimiento (sin dolor). – Segunda fase de la estasis venosa: se caracteriza por la cianosis, la palidez, el hormigueo y el dolor. – Tercera fase de la hiperemia reactiva: hay un aumento transitorio del flujo sanguíneo.

El síndrome de Raynaud también se presenta en una forma primitiva y otra secundaria. La primera es muy frecuente y el 80% no ve la presencia de síntomas o signos relacionados con otras enfermedades. Por otro lado, en el 20% restante de los casos, se muestra una enfermedad secundaria como la esclerosis sistémica. La forma secundaria, en cambio, está vinculada a otras enfermedades (por ejemplo, la fibromialgia) o al uso de betabloqueantes.

Síndrome de Raynaud, los principales síntomas

El síndrome de Raynaud aparece en promedio alrededor de los 14 años y sólo en el 27% de los casos aparece alrededor o después de los 40 años. En general, los síntomas característicos de esta condición son los siguientes:

– Sensación de frío fuerte- Sensación de dolor- Sensación de hormigueo (o parestesias )- Variaciones de color intermitentes de uno o más dedos de la mano.

Síndrome de Raynaud, ¿cómo lo tratas?

Las modalidades de tratamiento del síndrome de Raynaud dependiendo de si se trata de una forma primaria o secundaria. En caso de que el paciente sufra una forma primaria, es necesario evitar el frío, dejar de fumar, utilizar técnicas de relajación (si la causa es el estrés), utilizar vasodilatadores y pomadas de nitroglicerina o pentoxifilina. Si, por el contrario, el paciente padece una forma secundaria, entonces es apropiado utilizar prazosina caangonistas, mientras que en algunos casos puede ser necesario el uso de antibióticos, analgésicos o tratamiento quirúrgico para las úlceras isquémicas. Además, la aspirina en dosis bajas puede utilizarse para la trombosis o la administración intravenosa de prostaglandinas en pacientes con isquemia en los dedos.