¿Qué aceites esenciales elegir contra la caída del cabello?

La pérdida de cabello es un fenómeno completamente normal. Pero puede ser más relevante y muy mal experimentado por las mujeres, teniendo en cuenta que el cabello es un fuerte símbolo de belleza y seducción. Aquí están las causas más comunes y menos conocidas de la pérdida de cabello, así como un protocolo anti-caída de cabello con aceites esenciales.

Los orígenes más comunes de la pérdida de cabello en las mujeres:

– La causa más importante de la pérdida de cabello se relaciona con el desequilibrio hormonal. Las fluctuaciones hormonales suelen producirse en la pubertad, después del embarazo, después de la menopausia, después de interrumpir el tratamiento hormonal o como resultado de trastornos de la tiroides. Los niveles de la hormona andrógena aumentan, y esto tiende a acelerar el ciclo de crecimiento del cabello volviéndose cada vez más fino hasta dejar de crecer. Esto se llama alopecia androgénica.

– La herencia también juega un papel importante en la pérdida de cabello. Los folículos pilosos son muy sensibles y el ciclo de crecimiento es muy rápido, lo que lleva a largo plazo al cese del recrecimiento del vello.

– El estrés y los trastornos psicológicos también son factores de la pérdida de cabello. De hecho, conducen a un desequilibrio hormonal.

– Los tratamientos con medicamentos fuertes pueden tener como efecto secundario la pérdida de cabello. Un ejemplo es el caso de la quimioterapia, los medicamentos que contienen hormonas, los antidepresivos, los anticoagulantes…

– Enfermedades como la anorexia y la diabetes también causan la pérdida de cabello.

– Una carencia de oligoelementos y proteínas, consecuencia de una dieta pobre, puede explicar la pérdida significativa de cabello.

– La manipulación excesiva del cabello es un factor relevante en la pérdida de cabello. Los cepillos, el uso de secadores, las planchas alisadoras y los productos químicos contenidos en los tintes y las permanentes, así como ciertos champús, atacan el cuero cabelludo y provocan la caída del cabello.

Causas poco conocidas de la pérdida de cabello

Hay causas de la pérdida de cabello que son poco conocidas, mientras que las consecuencias pueden ser significativas.

– Las enfermedades del cuero cabelludo como la alopecia, que bloquea su crecimiento.

– Los cambios de estación también afecta al crecimiento del cabello. Los cambios de iluminación en estos momentos afectan al proceso de renovación del cabello.

– El hipotiroidismo o el hipertiroidismo también pueden causar la pérdida de cabello. En caso de exceso o insuficiencia de hormonas secretadas por la glándula tiroides, puede producirse una alteración de los ciclos capilares.

Protocolos de aceites esenciales para combatir la caída del cabello

Los aceites esenciales son conocidos por sus innumerables virtudes, en particular para tratar la caída del cabello. Varios de los aceites esenciales que se utilizan para tratar la alopecia son el aceite esencial de cedro del Atlas, romero, laurel, lavanda, pomelo, árbol del té, enebro y limón. Pueden mezclarse con su champú tradicional, mascarilla para el cabello o aceites. En estos casos, es recomendable respetar las dosis.

Aquí hay algunas recetas caseras fáciles

– Para un champú anticaída: mezclar con un champú suave de pH neutro, 5 ml de aceite esencial de laurel y 50 gotas de aceite esencial de árbol de té.

– Se puede utilizar una mezcla de aceite esencial como aceite de masaje anti-caída. Para ello, mezclar 50 ml de aceite vegetal con 15 gotas de aceite esencial de cedro del Atlas, 10 gotas de aceite esencial de la bahía de Saint Thomas, 5 gotas de aceite esencial de pomelo y 5 gotas de aceite esencial de romero cineol. Una solución para ser usada dos veces por semana con un reposo de al menos 1 hora.

Los alimentos y los suplementos como ayuda para combatir la caída del cabello

El tratamiento de la pérdida de cabello comienza al tratar su verdadera causa. Sin embargo, en todos los casos se recomienda adoptar una buena dieta. Se debe dejar de usar productos cosméticos agresivos y fuentes de calor, como el secador de pelo. Una alimentación rica en proteínas (carne, huevos, etc.) y oligoelementos es fundamental, ya que el cuerpo necesita estos nutrientes para el crecimiento del cabello.

Se necesario considerar la posibilidad de tomar un suplemento alimenticio o un tratamiento basado en la vitamina B1, B5, B6 o B8. Estas vitaminas promueven el crecimiento del cabello y la circulación de la sangre en el cuero cabelludo.

También puede interesarle leer: Propiedades y beneficios del té verde