8 puntos a conocer sobre la dieta de salvado de avena para adelgazar

La dieta de salvado de avena fomenta la pérdida de peso y ayuda a tonificar la figura. Si quieres bajar esos kilos de más con esta dieta, hay ciertos puntos que debes conocer.

Como cualquier otro programa de alimentación, este plan alimenticio basado en el salvado de avena reúne información de interés para quienes deseen ponerlo en práctica. Repasa lo siguiente.

1.     Suprime el apetito

El salvado de avena es un componente rico en fibras solubles. Una vez ingeridas, estas absorben agua y se hinchan, dando paso a un llenado parcial en el estómago que despierta las señales de saciedad.

2.     Reduce la ingesta calórica

Considerando que las fibras solubles te hacen sentir saciado, también reducen la ingesta calórica ayudándote a perder peso.

3.     Beneficia la salud en general

El beta-glucano, una fibra soluble, ayuda a ralentizar el proceso digestivo y la absorción de carbohidratos por medio del tracto digestivo. Además, también posee vitamina B y minerales que preservan la piel, previene el estreñimiento y alivia enfermedades inflamatorias como la colitis ulcerosa.

4.     Es un “come grasa”

El proceso de asimilación de las fibras del salvado de avena es lento, de modo que impide la absorción de grasas y fomenta su rápida eliminación.

5.     La dosis mínima es una cucharadita al día

El salvado de avena tiene un ligero sabor a polvo, por ende, lo mejor es comenzar a consumir una cucharadita al día hasta acostumbrarse. Hay muchas formas de integrar el salvado de avena en la dieta, por ejemplo, en una pequeña ensalada de frutas, en el yogurt, en un panqueque, etc.

6.     Su asimilación se divide en dos fases

En la fase inicial (los primeros días de la dieta) se debe consumir solo una cucharada de salvado de avena al día. Luego, puedes aumentar la dosis a un máximo de 3 cucharadas diarias hasta alcanzar el peso ideal.

En la segunda fase, que es de consolidación y estabilización, puedes mantener la dosis máxima. Si te saltas un día, no aumentes la cantidad al día siguiente. Si reduces la dosis en los últimos días de la dieta, haz algún entrenamiento físico para estabilizar tu peso.

7.     Mantener una dieta balanceada evita el efecto rebote

Una vez culmines este plan, mantén una dieta balanceada. Decide qué alimentos vas a poner en tu plato para evitar perder los resultados obtenidos.

8.     Tiene contraindicaciones

No es recomendable para personas con intolerancia al gluten, ni para personas con problemas digestivos. Además debes saber que un consumo desbalanceado podría aminorar la absorción de vitaminas y minerales.

La dieta del salvado de avena es una útil manera de conseguir el peso ideal. Por ello puedes implementarla tomando en cuenta estas consideraciones y de ser posible consultando con un nutricionista antes de comenzar.