Probióticos, aliados esenciales para combatir la ansiedad

Se ha comprobado médicamente que nutrir tu flora intestinal con probióticos, que son bacterias saludables, es necesario para desarrollar una óptima función cerebral. Esto abarca también un bienestar psicológico y un mejor control de los estados de ánimo. Específicamente, emociones como la ansiedad, cuyo desequilibrio es letal para el organismo.

Por fortuna, las bacterias alojadas en el intestino pueden tener un efecto positivo en un cuadro de angustia. En este post te comentamos las razones para que comiences a consumir estas bacterias tan saludables para tu salud emocional.

Probióticos y ansiedad: ¿Cuál es su vínculo?

Caroline Wallace de la Queen’s University de Ontario, Canadá, realizó un estudio preliminar sobre la influencia de los probióticos en la ansiedad, a fin de analizar cómo estas bacterias pueden aminorar los síntomas de una depresión leve o moderada.

Durante el estudio se comprobó que tras emplear probióticos específicos los signos de humor, alteraciones en el sueño y anhedonia disminuyen considerablemente tras cuatro semanas de tratamiento. Todos estos factores propician un cuadro de ansiedad.

Los resultados se consideraron sumamente interesantes y beneficiosos, ya que los probióticos no acarrean los efectos secundarios de los antidepresivos. Esto permite extender el tratamiento de forma segura, aumentando los alcances positivos.

Este efecto se produce porque cuando la flora intestinal se altera, se suelen generar afecciones a nivel emocional y conductual. La manera más sencilla de calmar la flora bacteriana es consumiendo alimentos probióticos que posean microorganismos vivos que la formen y así se pueda renovar el intestino.

De este modo, ingerir probióticos en las cantidades correctas genera sustancias como serotonina, con propiedades antidepresivas y ansiolíticas. Esto, a su vez, permite combatir alteraciones mentales o emocionales tales como la ansiedad.

Igualmente, se pudo comprobar a través de ensayos clínicos que los suplementos de probióticos en personas sanas optimizan los niveles de estrés psicológico, ira y depresión.

Qué alimentos contienen probióticos

Entre los más usuales destacan:

  • Plátanos y manzanas
  • Cereales integrales
  • Cúrcuma
  • Sopa de miso
  • Col fermentada chucrut
  • Higos, uvas y ciruelas
  • Kéfir
  • Frutos secos
  • Vegetales
  • Legumbres

Mantener un consumo equilibrado es fundamental para que estos puedan brindar los resultados esperados. Así que comienza a integrarlos poco a poco en tu dieta diaria, al mismo tiempo que suprimes los alimentos altos en niveles de azúcar y sodio (procesados o refinados) y los vicios como el cigarrillo y el alcohol.