Bienestar

La presión arterial baja afecta a mucho: síntomas, remedios y qué comer.

A menudo, cuando un paciente va a su médico quejándose de síntomas relacionados con la presión arterial baja, a menudo escucha la respuesta de que esta condición es afortunada y que es mejor tener la presión arterial baja que la alta. Siempre es bueno empezar con buenas noticias. En general lo que se ha dicho es cierto, pero seguramente no debe ser fácil convencer con estos síntomas: mareos, visión borrosa, sensación de desmayo, palpitaciones, inestabilidad, cansancio.

Presión arterial baja: síntomas

El corolario de los síntomas relacionados con la hipotensión arterial se han mencionado en el párrafo anterior. Es fácil imaginar cómo esos trastornos pueden ser tan molestos que se convierten en discapacitantes. Por lo general, se perciben con mayor frecuencia cuando esta condición no representa un factor constitucional, porque en este caso el cuerpo es capaz de compensar con el tiempo y enmascarar toda la sintomatología.

Diagnóstico simple y rápido

El diagnóstico se hace muy fácilmente mediante el uso de un esfigmomanómetro normal por parte del médico de cabecera. Pero siempre es aconsejable profundizar en el examen de los trastornos, porque sólo un diagnóstico preciso puede lograr una terapia eficaz.

Por lo tanto, si se le ha diagnosticado baja presión sanguínea durante un largo período de tiempo, sería correcto proceder a un análisis de sangre, un electrocardiograma y, no menos importante, un holter de presión, que permitirá controlar la presión sanguínea durante todo el día.

A lo largo de este proceso, los médicos podrán seguir una práctica muy probada ya que este trastorno es muy común. Lo que es importante es que se preste más atención a la terapia, que permite, de forma completamente natural, vivir mejor.

Un consejo útil para la presión arterial baja

La terapia depende de la causa que llevó a su cuerpo a manifestar este trastorno.

  • Empieza a beber más agua con la adición de sales minerales.
  • Use una pizca de sal extra en su dieta, pero sin exagerar.
  • Reducir el consumo de alcohol, especialmente por la noche. Ok bebe una cerveza de vez en cuando pero empezar a eliminar los espíritus ya sería un buen lugar para empezar.
  • Coma menos y con más frecuencia, porque se utiliza mucha sangre durante la digestión y es normal que la presión arterial baje.
  • Pruebe a tomar suplementos de fenogreco y guaraná, dos elementos naturales ricos en vitaminas y minerales.
  • El regaliz, el té de rooibos, la granada y el polen son otros suplementos que pueden ayudar.

La indicación sería probarlas individualmente porque cada cuerpo tiene una reacción personal a un suplemento.

En cambio, la opinión sobre el uso del café es controvertida, ya que podría permitir una recuperación, pero empeoraría la situación a largo plazo. A continuación se presentan los dos suplementos que son más eficaces en caso de baja presión:

  • Espirulina. Es un alga de la que muchas personas no son conscientes de su existencia, pero al ser rica en magnesio, vitaminas y minerales ayuda al cuerpo a desintoxicarse, a tonificar y a mantener una presión sanguínea estable.
  • La infusión de flor de hibisco, conocida como Karkade o Flor de Jamaica. Es una bebida sabrosa sin cafeína, preferiblemente fría o a temperatura ambiente y capaz de aportar una gran cantidad de minerales al cuerpo. Conocido principalmente por sus grandes propiedades desintoxicantes y su capacidad para diluir la sangre.

Mediante el uso de estos dos últimos suplementos será posible obtener buenos resultados, introduciendo sustancias totalmente naturales en su cuerpo para tratar la presión arterial baja. Cuando se experimentan síntomas molestos como los relacionados con la hipotensión arterial, es bueno saber que existen remedios totalmente naturales, accesibles y de eficacia comprobada.

 

Fuente: NewsRepublic.com – Tuobenessere.it

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.