Aprende a preparar esta rica crema de calabaza para fortalecer tu organismo

crema de calabaza

La calabaza es una deliciosa fruta cuya pulpa guarda grandes beneficios que posiblemente desconozcas. Como posee un sabor dulce único, puede ser un gran platillo principal o complementario cuando se acompaña de otros ingredientes.

La crema de calabaza es una de las recetas favoritas tanto de adultos como de pequeños. Es un plato fácil de realizar, por lo que no hay de qué preocuparse si cuentas con el tiempo, la paciencia y las ganas para hacerla.

¿Por qué la crema de calabaza fortalece mi organismo?

El principal activo de esta crema se encuentra en la misma calabaza, posee distintas propiedades que son aprovechadas por el cuerpo, ¿quieres saber cuáles son los beneficios de la calabaza?

  • Es rica en alfacarotenos y betacarotenos, fuentes ricas en provitamina A que resguardan tu salud, evitando la oxidación del cuerpo.
  • Equilibra los niveles de glucosa.
  • Es rica en antioxidantes y vitamina C, ayuda al organismo a depurar a radicales libres, virus o células nocivas para tu salud.
  • Refuerza el sistema inmune, por lo que es recomendada para casos de resfriado o gripe
  • Su alto contenido en agua, la hace un diurético natural que ayuda en casos de retención de líquidos.

Receta para hacer crema de calabaza

Vamos con lo esencial, pero esta receta la puedes modificar a tu gusto. Para preparar este delicioso plato, solo necesitas:

  • 3 papas pequeñas
  • 300 ml de agua
  • 350 gr de pulpa de calabaza
  • 50 ml de aceite de oliva
  • Caldo de pollo, sobres de sopa deshidratada de pollo
  • 1 Cebolla
  • Verdes surtidos como cilantro, albahaca y perejil

La preparación es lo más fácil de todo, te lo explicamos en sencillos pasos para que tu crema esté lista.

  • En una olla vierte el agua y ponla a hervir con el pollo o el caldo deshidratado.
  • Retira la corteza de la calabaza, separando la pulpa.
  • Luego pela las papas y córtalas en trozos pequeños.
  • Corta la cebolla en rodajas, luego sofríelas en el aceite de oliva hasta que doren un poco.
  • Una vez que hierva el agua, vierte todos los vegetales, y déjalos cocinar por 25 minutos (o hasta que ablanden por completo). Si usaste una presa de pollo para el caldo, no olvides retirarlo antes de agregar los demás ingredientes.
  • Finalmente, deja reposar la mezcla sin permitir que enfríe y licúa todo junto.

Después de realizado el plato, solo agrega sal y aceite de oliva al gusto y disfruta de tu deliciosa crema.