Bienestar

Posturas de yoga para mejorar tu calidad de vida

Hoy día el ritmo de vida que llevamos es muy acelerado. Las horas y los días pasan y ni cuenta nos damos. Esto sin contar que el ambiente en el trabajo no siempre es el mejor tampoco. Considerando esto, lo mejor es buscar alternativas para relajarse y una gran opción es el yoga.

En idioma sanscrito, la palabra ‘yoga’ significa unión y se refiere a la unión inmaterial del espíritu, el alma y el cuerpo. Esto se logra a través de posturas llamadas ‘asanas’, las cuales mediante un estado de meditación logran trabajar la respiración y la concentración.

¿Cómo ayuda el yoga a mejorar tu calidad de vida?

Las posturas que recomienda el yoga ofrecen flexibilidad y elasticidad a tu cuerpo al tiempo que mejoran tu estado general de bienestar. Estos son los principales beneficios que aporta:

  • Disminuye la fatiga.
  • Reduce la presión sanguínea.
  • Elimina tensiones.
  • Promueve la digestión.
  • Estimula la circulación en la sangre.
  • Reduce dolores de espalda, cuello y articulaciones.
  • Combate el estrés y la ansiedad.
  • Mejora la respiración.

Empieza con cuidado

Si decides comenzar con un programa de yoga, debes saber que hay posturas contraindicadas para personas con problemas de espalda, cadera, esclerosis múltiple, epilepsia o si acaba de someterse a una cirugía.

La regularidad es clave para conseguir los beneficios del yoga. Al principio puedes hacer las posturas durante unos pocos minutos e ir incrementando poco a poco el tiempo. Comienza aprendiendo con algún profesor y luego, si así lo decides, toma tus prácticas en solitario, ya que esto beneficia el silencio interior.

Top 3: posturas para la relajación

  • Postura 1: El perro boca abajo

Es una postura esencial en el yoga y se hace colocando tu cuerpo como un perro cuando se estira, descansando sobre sus patas delanteras. Esta postura permite irrigar tu cerebro mediante el estiramiento del diafragma y la respiración lenta y profunda, ralentizando los latidos del corazón.

  • Postura 2: El árbol

Esta postura es sencilla y consiste en mantener el pie derecho en el suelo, estirando la pierna y mientras fijas tu mirada en el horizonte, levantas el pie izquierdo que colocas contra el interior del muslo derecho. Para los principiantes, se recomienda colocar el pie izquierdo sobre la pantorrilla.

  • Postura 3: El loto

Esta postura está asociada con la práctica de la meditación y se le considera indispensable en el yoga. Aunque parezca simple a primera vista (solo hay que sentarse con las piernas entrecruzadas), necesitas un correcto entrenamiento y flexibilidad para hacerla como debe ser.

El yoga es altamente recomendado para cualquier persona, dado que beneficia el cuerpo de muchas maneras, al tiempo que alivia su estrés. Si vas a comenzar esta práctica, es recomendable que comiences tu rutina con la guía de un experto en la materia.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.