Porque debes cumplir las 3 fases de la Dieta de Miami para perder esas tallas extras

La dieta de Miami es considerada el método mejor estudiado de la dieta de Atkins, atribuyendo que la misma no era lo suficientemente saludable para el organismo. El creador de este método Arthur Agaston, un cardiólogo es el genio creativo detrás de esta dieta provocadora.

La principal observación de esta dieta, y lo que la diferencia del método de Atkins está en la falta de atención de la salud cardiovascular. La finalidad que cumple este régimen alimenticio es, reducir esas tallas de más, mientras regulas los niveles glucosa, triglicéridos y colesterol basándose en una dieta con alimentos ricos en proteínas.

Fases de la Dieta de Miami

Conocida también como la South Beach Diet, es una dieta que se centra en tres fases o periodos para que puedas gozar de los beneficios reductores sin afectar tu salud. La dieta cuenta con un proceso de 3 fases que debes seguir a pie de la letra, siempre que cuentes con la aprobación de un nutricionista.

Primera fase

No solo es el inicio para comenzar a reducir tallas, es la etapa más limitativa por lo que estaremos restringidos solo a la sensación de saciedad. Usualmente el tiempo promedio es de 14 días, pero esto queda a facultad del médico. Y se estima una perdida de 4 a 6 kilos en esta fase.

  • Tipo de alimentación

Los alimentos permitidos en la Dieta de Miami, a diferencia de otras, no te limita en porciones siempre que mantengas el estricto consumo de diferentes tipos de proteína animal como pollo, pescado, huevos, pescados y mariscos.

Las verduras y vegetales juegan un rol importante, por lo que brócoli, espinaca, berenjenas, lechuga y tomates son bien recibidos por el organismo y como acompañantes en la comida. Puedes acompañar todo con aceite de canola, o si quieres dar un mayor gusto, aceite de oliva extra virgen para preparar las comidas.

En esta fase debes dar lo mejor de ti y dejar atrás alimentos como el arroz, pastas, panes y otros alimentos ricos en carbohidratos, evitando también algunas frutas, verduras y legumbres. Los lácteos y derivados son productos prohibidos durante este periodo. Los escapes son permitidos pero debes asegurar no consumir productos ricos en azucares procesados o concentrados.

Segunda Fase

Al llegar a este periodo de la dieta, vamos a mantener el ritmo de la primera fase, con una clara diferencia a considerar, el ritmo de reducir los kilos demás seguirá hasta llegar al peso estimado y no tiene un tiempo determinado.

  • Tipo de alimentación

Todos los alimentos permitidos durante la primera fase siguen en pie, a esto se le suman otros adicionales como algunos tipos de lácteos reducidos en grasas, frutas y productos en base a harina integral, no bastando, también se permite el consumo moderado de bebidas alcohólicas.

Siguiendo las mismas restricciones, sobre todo en el consumo de productos ricos en azucares o saturados, también se suman frutas dulces como las piñas y los dátiles.

Tercera Fase

En las investigaciones hechas a personas sometidas a esta dieta, lograron evitar efectos yoyo u rebote por parte de los participantes. Ayudando a regular una dieta que ayude mantener el peso promedio ideal.

El efecto yoyo o recaída fue visto en aquellos participantes que retornaron progresivamente a hábitos alimenticios fuera de la dieta. Los que sí lograron mantener la dieta fueron los que encontraron una manera de mantener una dieta rica en base a los alimentos y productos recomendados en la fase 1 y 2.

La Dieta de Miami permite escapes en algunos alimentos no permitidos una vez alcanzado el peso o la talla buscada. Pero en caso de aumentar de peso nuevamente, deberá comenzar el ciclo desde la primera fase.

El tiempo de duración de las fases, el tipo de alimentos y menús para este tipo de dietas deben ser facilitado por un médico nutricionista o expertos avalados en el tema. Sin embargo, si has consultado con tu médico y acordado un plan, pues es hora de comenzar.