¿Por qué consumir remolacha?

La remolacha es quizás de los vegetales más estigmatizado en la cocina, es odiado por niños como por adultos, y es muy bajo su consumo a comparación con otros vegetales. Lo paradójico es el hecho de que la remolacha es más benéfica y contiene más micronutrientes que otros vegetales que comemos a diario. En este artículo te contaremos porque hay que consumir remolacha.

La remolacha tiene un color característico, que va desde el morado intenso al bermellón. Es un vegetal amplio en propiedades beneficiosas para nuestro cuerpo. Está lleno de vitaminas, sales minerales, azucares benéficos para el cuerpo y es muy bajo en calorías. La remolacha es ideal comerla cruda o cocida, cruda se le aprovechan mejor sus nutrientes.

Remolacha, estas son las razones por que hay que comerla

  1. Ajusta la presión sanguínea: El consumo de remolacha roja (especialmente en forma de jugo) ayuda a reducir y mantener la presión arterial bajo control cuatro semanas después de su consumo. El consejo es tomar un vaso de jugo al día, siempre con la supervisión de un médico.
  2. Es bueno para la piel: La remolacha roja es buena para la piel. Gracias a los muchos antioxidantes que contiene, ayuda a la piel a mantenerse joven, previene la aparición de arrugas y actúa como un protector natural. Una verdadera panacea cuyos beneficios se pueden obtener tanto de las verduras como de sus hojas.
  3. Es una energía natural: La remolacha, especialmente si se toma en forma de jugo, puede aumentar la energía. De hecho, varios estudios han demostrado que los atletas, después de haberlo consumido, tienen un mejor rendimiento y son más resistentes durante el entrenamiento. Esto sucede gracias a los nitratos que mejoran la función hormonal y la circulación.
  4. Bueno para el cerebro: Además, gracias a los nitratos, la remolacha es buena para el cerebro, mejora la circulación sanguínea y comunica las células cerebrales. Según algunos estudios, su consumo ayudaría a prevenir la aparición de la enfermedad de Alzheimer.
  5. Es buen para hacer dieta: La remolacha tiene pocas calorías y esto la convierte en un alimento adecuado para aquellos que están a dieta. Entre otras cosas, su dulzura lo convierte en un ingrediente perfecto para postres, tanto que puede reemplazar el azúcar evitando los efectos secundarios.
  6. Bueno para el hígado: Gracias a la presencia de vitaminas B, calcio, hierro y betaína, la remolacha no daña el hígado. La presencia de cobre y zinc también protege a las células del hígado del estrés oxidativo, manteniendo el hígado sano por más tiempo.
  7. Estimula la digestión: La remolacha ayuda a la digestión y, gracias a la presencia de fibras, también actúa como un regulador del tránsito intestinal, evitando bloqueos y beneficiando el estómago y los intestinos.
  8. Bien por tus huesos: Según un estudio japonés, la remolacha es buena para los huesos. Esto se debe al óxido nítrico que parece jugar un papel importante en la prevención de la descalcificación ósea.
  9. Baja los niveles de azúcar en la sangre: Si se toma correctamente, la remolacha puede reducir los niveles de glucosa en la sangre, evitando que circule demasiada insulina y beneficiando así al cuerpo de muchas maneras.

¡Come la remolacha en diferentes tipos de preparaciones y benefíciate de sus propiedades!