Hay una gran variedad de plátanos distribuidos por todo el mundo. Utilizado durante siglos por sus facultades medicinales, el plátano lanceolado es originario del continente americano. Se extiende a las cuatro esquinas del globo y crece en casi todos los tipos de suelo. La mayoría de los plátanos en el mercado vienen de Europa.

Perteneciente a la gran familia de las plangináceas, el plátano lanceolado es comúnmente conocido científicamente como Plantago major o Plantago lanceolata. En el campo de la fitoterapia, la planta puede presentarse en forma de infusión, cápsula, macerado o decocción. Las hojas y semillas frescas son las más apreciadas. El jugo y las raíces son apreciados por su contenido de vitaminas y taninos.

La planta está compuesta principalmente de carbohidratos y principio flavonoide. El plátano también consiste en zinc, ácidos fenólicos y ésteres.

Los beneficios del lanceolado del plátano

En el uso interno, el plátano lanceolado es apreciado por su capacidad de reducir la proliferación bacteriana y la inflamación. Es muy eficaz en el tratamiento de las irritaciones de las vías respiratorias. Actúa contra la bronquitis y los problemas orales con un efecto expectorante. Su composición en aucubigenina promueve los efectos antibacterianos. Pero como esta hormona se desintegra a cierta temperatura, es aconsejable usar los preparados en frío.

Las propiedades medicinales de las hojas de plátano ayudan a descongestionar los ojos. En cuanto a las semillas, tienen propiedades suavizantes gracias a su composición rica en mucílago. En el uso externo, el lanceolado de plátano puede utilizarse en gárgaras o jugo para reducir la picazón causada por las picaduras de insectos y los abscesos. Además, como vendaje o cataplasma, puede curar rápidamente las heridas y grietas.

En cosmética, las semillas de plátano son apreciadas por sus propiedades hidratantes y reparadoras. Están presentes en varios productos de belleza y de cuidado de la piel.

Contraindicaciones y efectos secundarios

Los productos de plátano no se recomiendan a las mujeres embarazadas. En algunos casos, la planta puede tener efectos laxantes y estimulantes.

La dosis de plátano lanceolado en la fitoterapia

  • En infusión
    Tome 1 o 2 gramos de plátano seco y póngalo en infusión en 150 mL de agua hirviendo durante 10 minutos. No exceda de cuatro tazas durante el día. Para la tintura madre, tome unas dos tazas de este preparado por día. A la tasa de 7 mL.
  • En la maceración
    Tome de 1 a 2 gramos de plátano seco y colóquelo en 150 mL de agua fría. Deje macerar durante 2 horas. Revuelva regularmente y filtre. El preparado puede utilizarse como gárgaras o cataplasmas.
  • Uso fresco
    Para reducir la picazón, tome hojas frescas para ser aplastadas y colóquelas directamente sobre las picaduras de los insectos.

También te puede interesar leer: Los plátanos y sus beneficios para la salud, algunos no los imaginas.