Bienestar

Plantas para tratar malestares comunes

Los malestares comunes son alteraciones que pueden afectar tanto a niños como a adultos y pueden ser desde afecciones digestivas y trastornos del sueño como el insomnio, hasta fatiga, gripe común o dolores de cabeza. Aunque no suelen ser problemas graves, lo mejor es combatirlos desde que aparecen.

Para ello, no hay nada mejor que apostar por los remedios naturales. Son ideales porque los puedes preparar fácilmente desde la comodidad de tu casa. En este caso, hay muchas plantas medicinales que te ayudarán y se convertirán en tus grandes aliados.

Hierbas medicinales para tratar malestares comunes

Son afecciones comunes y cotidianas, pero no dejan de ser molestas. Fíjate en estas beneficiosas plantas medicinales que te ayudarán.

·        Alcachofa para vencer el estreñimiento

El estreñimiento es una de las molestias más comunes que se pueden presentar. Es una afección que se caracteriza por la obstaculización del proceso natural para deponer los desechos tóxicos del organismo, lo que interfiere con las actividades cotidianas de una persona.

Las hojas de alcachofa son buenas aliadas para luchar contra el estreñimiento, gracias a que promueve el tránsito intestinal. Para aprovechar sus bondades basta con poner a hervir 10 g de hojas frescas en agua por unos 15 minutos. Luego, filtra el líquido y consúmelo. Al cabo de un par de días, verás como el estreñimiento va cediendo.

·        Ginseng contra la fatiga

El ginseng, planta originaria de Asia, es una excelente alternativa natural para combatir los trastornos de concentración y el deterioro de las capacidades cognitivas. Puede ayudarte a renovar tu capacidad física y a recobrar la fuerza que la fatiga te ha quitado. Además, esta hierba medicinal también posee propiedades que permiten optimizar la concentración intelectual.

Para combatir los episodios de fatiga, puedes consumir la raíz seca de ginseng. Solo debes hervir de 1 a 2 g en 150 ml de agua de 10 a 15 minutos. Eso sí, los especialistas recomiendan no ingerir esta bebida en la noche para evitar el insomnio.

·        Regaliz para vencer las alteraciones digestivas

Los trastornos digestivos son una de las alteraciones diarias más molestas que hay, además de ser muy frecuentes tanto en niños como en adultos. Y es que suelen provocar inflamación, acidez estomacal o flatulencias. Pero descuida, el regaliz puede convertirse en tu mejor aliado para acabar con este trastorno digestivo, gracias a sus propiedades para optimizar el tránsito intestinal.

Para aprovechar sus bondades la dosis diaria recomendada de raíces secas de regaliz es de entre 5 a 15 g, fraccionada en tres momentos del día, por ejemplo, después de cada comida. Lo mejor de esta planta medicinal es que hay muchas formas de consumirla, bien sea pulverizada o en infusión.

·        Bálsamo de limón para calmar los nervios

¿Tu rutina diaria te mantiene estresado? ¿El caos diario te provoca un ataque de nervios? ¡Tranquilo, esto tiene solución! Consumir una taza té de bálsamo de limón te puede ayudar a calmar tus ataques de nervios. Esta hierba medicinal es idónea para combatir los espasmos que suelen afectar en momentos de estrés.

Para utilizarla debes verter 2 cucharadas de bálsamo de limón seco en un tazón de agua hirviendo y dejar reposar por un período de 10 minutos. Luego, filtra la solución y consúmela.

·        Corteza de sauce para acabar con los dolores de cabeza

Entre las dolencias más comunes que no pueden faltar están los dolores de cabeza. Es una alteración muy molesta que acaba con la energía de quien los sufra. Por fortuna, la corteza de sauce permite combatirla gracias a sus propiedades analgésicas y febrífugas.

La dosificación recomendada es de 2 a 3 g de corteza de sauce. Debes hervirlo con 150 o 250 ml de agua fría por un par de minutos. Luego deberás dejar reposar la solución y beber entre 2 a 4 tazas al día.

·        Tomillo para tratar infecciones digestivas

Las infecciones intestinales como la gastroenteritis son tan comunes como molestas. Para tratar sus incómodos síntomas el tomillo es tu mejor compañero.

Aprovechar sus beneficios es tan fácil como preparar una infusión con 2 cucharaditas de tomillo seco y 50 ml de agua hirviendo. Debes dejar esta solución al fuego por 10 minutos. Luego, solo quedará filtrarlo y tomarlo.

·        Espino y pasiflora contra el insomnio

Los trastornos del sueño sí que generan molestias que afectan la rutina diaria. Por suerte, el espino y la pasiflora son plantas medicinales que pueden ayudarte. Con ambas puedes preparar una potente y saludable infusión que debes ingerir tres veces al día. Su preparación es muy fácil y rápida; solo vierte una cucharadita de espino y pasiflora seca en una taza de agua caliente y listo.

Estas molestias comunes son fáciles de combatir con estos remedios naturales. Toma nota de ellos y no dejes que estas afecciones interfieran con tu vida diaria.