Pierde peso con éxito utilizando la dieta flexitariana

Si estás buscando perder peso, pero odias esas dietas restrictivas en las que pareciera que la lista de alimentos prohibidos es infinita, no te preocupes. La dieta flexitariana podría ser la solución para ti, ya que más que una rutina restrictiva, se le identifica como una dieta flexible.

Además, se trata de un régimen que brinda grandes beneficios en la salud. Y es que promueve una transición de una dieta rica en carnes por una dieta vegetariana, haciendo énfasis en el consumo de hierbas. Por todo esto también se le considera como una dieta que podría ayudar a ‘salvar el planeta’.

Claves para seguir una dieta flexitariana

Este tipo de dieta, como lo indica su propio nombre, es de tipo flexible, porque permite bajar de peso sin tener consecuencias negativas en la salud. Esto se logra porque se trata de una dieta de base omnívora en la que se incluyen alimentos ricos en nutrientes. Si quieres seguirla, debes tener en cuenta las siguientes consideraciones.

·        Consume más verduras y frutas

Las frutas y vegetales son esenciales en la dieta flexitariana. Tienen una gran cantidad de vitaminas, antioxidantes y minerales que cumplen un rol importante: ayudar al cuerpo a depurar toxinas y radicales libres.

·        No olvides consumir proteínas

Las proteínas no solo las puedes conseguir en la carne. También existen proteínas vegetales que encuentras sobre todo en granos como el garbanzo y los frijoles. Asimismo puedes conseguir fuentes ricas en proteínas en productos de trigo (evitando los productos refinados o procesados industrialmente) y arroz.

·        Comienza a consumir grasas naturales

La naturaleza brinda fuentes abundantes de grasas naturales, que además de ser saludables son deliciosas, tal como el aguacate. Igualmente, al momento de preparar alimentos puedes acompañarlos con aceite de oliva extravirgen. La grasa de estos productos optimiza el funcionamiento de los diferentes sistemas y procesos en el organismo.

·        Reduce la ingesta de carne animal

El consumo de carnes no está restringido, pero sí limitado cuando se decide realizar una dieta flexitariana. Si quieres perder peso debes reducirlas a lo mínimo y necesario. Por ello se recomienda evitar el consumo de carnes de res, aves y pescados en tu dieta diaria.

Si tu medico te ha recomendado seguir una dieta flexitariana, no es extraño que incluya algún tipo de carne como pollo o pescado, pero limitado a pocos días en la semana. Si buscas alternativas a la carne, puedes probar con carne de soya o tofu, que es una opción fácil de hacer y existen muchas recetas para seguir.