Picazón anal: Cómo evitarla y cómo aliviar esta sensación

Todas las personas, muchas veces en su vida, han sentido picazón anal; sí, ese picor tan urgente de calmar, pero tan incómodo de hacerlo. Esta sensación es producida por varios factores.

Por lo general, la picazón anal se debe a procesos mórbido-irritativos, que se encuentran alrededor del orificio anal. Entre ellos están: la candidiasis, dermatitis anal, hemorroides, fístulas anales, gonorrea, la oxiuriasis y las fístulas anales.

Pero además, esta sensación puede aparecer por factores psicológicos como el estrés; también puede ser por falta de higiene o por trastornos de la tiroides.

Junto al picor anal aparecen también síntomas secundarios; se puede experimentar especialmente ardor, dolor local, eritema y hemorragia anal.

Consejos para evitar la picazón anal

Hay formas de evitar la picazón anal que van ligadas a los hábitos diarios. Aquí hay algunos sencillos consejos para evitar tener esta incómoda sensación:

  • Utilizar papel higiénico suave, sin color ni perfume. Pues estos aditivos pueden agravar el picor anal o favorecer su desarrollo.
  • Utilizar jabones íntimos suaves con un pH fisiológico.
  • Lavar bien la zona anal después de hacer deporte, para evitar que queden residuos de sudor.
  • Secar siempre bien la zona genital
  • Usar ropa interior de algodón
  • Si debe estar sentado durante mucho tiempo, hacerlo sobre una toalla de rizo o una almohada de algodón. De esta forma se reduce la sudoración en la zona genital y anal.
  • Regularizar la frecuencia de la evacuación. Comer saludable para evitar las diarreas, o para evitar estreñimiento o heces duras; ambas situaciones pueden provocar picazón anal.

Una alimentación adecuada

Las irregularidades en las evacuaciones también pueden causar picazón anal, como se mencionó anteriormente. Ya sea por estreñimiento o por diarrea. Aquí hay alimentos que ayudan a mantener un equilibrio en tus intestinos y deposiciones:

  • Cantidad de fibra adecuada: cereales integrales como el salvado.
  • Yogur con cultivos vivos o un probiótico en caso de una terapia antibiótica prolongada (para fortalecer el sistema inmunológico).
  • Frutas y verduras. Contienen muchas cantidades de antioxidantes (vitamina C y E) y fibra.

Remedios naturales

Cuando ya se experimenta la picazón anal, estos remedios naturales pueden ayudar a aliviar la sensación:

  • Avellana de bruja (Hamamelis virginiana L.) → especialmente indicada en caso de picor anal dependiente de las hemorroides
  • Crema a base de Uncaria tormentosa → propiedades antiinflamatorias e inmunoestimulantes
  • Aceite de almendras dulces (Prunus dulcis o Prunus amygdalus) → propiedades anti-prurito, calmantes y nutritivas
  • Hypericum perforatum (Hipérico perforado) → recomendado en caso de que el picor anal esté acompañado de pequeños cortes y pequeñas abrasiones. La hierba de San Juan tiene propiedades curativas y antiinflamatorias
  • Ungüentos de manzanilla (Matricaria manzanilla L.) → propiedades antiinflamatorias y calmantes
  • Cremas a base de avena (Avena sativa) → propiedades enrojecedoras y antipicazón
  • Ungüentos a base de zinc: propiedades antiirritantes. A menudo se encuentra en combinación con cera de abejas, glicerol vegetal y aceite de almendra dulce.

También te puede interesar leer: Micosis vaginal ¿cómo prevenirla y curarla naturalmente?