Pérdida rápida de peso: alimentos «súper quemadores» de calorías

Para los que quieren una pérdida rápida de peso, la toma de las llamadas sustancias termogénicas parece ser una opción atractiva. Pero, ¿qué son los termógenos, cuáles son sus efectos en el cuerpo, cuáles son los riesgos y beneficios, cuáles son las diferencias entre los termógenos químicos y naturales?

Las sustancias que aceleran el metabolismo

Los termogénicos son alimentos o productos químicos que ayudan a acelerar el metabolismo del cuerpo y ayudan a quemar calorías, promoviendo la pérdida de peso.

El nombre de termogénico proviene de la capacidad de aumentar la temperatura del cuerpo a través de un metabolismo acelerado, causando también una disminución del tejido graso.
Esta aceleración aumenta la velocidad del flujo sanguíneo, hace que los vasos se dilaten y aumenta el ritmo cardíaco. Como resultado, la persona que consume estos productos se siente más inquieta y con más energía para realizar ejercicio físico y otras actividades. Por ello, los productos termogénicos se utilizan ampliamente en las salas de fitness antes de los ejercicios de musculación en particular.

Composición de los productos termogénicos artificiales

En esa época las drogas termogénicas contenían efedrina y anfetaminas, sustancias que promueven la pérdida rápida de peso. Sin embargo, causaron graves efectos secundarios como taquicardia, dolores de cabeza, sequedad de boca, ansiedad, adicción fuerte (adicción), problemas cardíacos, temblores, insomnio, etc.

Por ello, en la mayoría de los países del mundo estas sustancias están actualmente prohibidas o sometidas a una estricta reglamentación médica. Los termógenos que se venden actualmente en el mercado tienen sustancias legales como la cafeína (a menudo sintética), la L-carnitina o la taurina.

A diferencia de los productos prohibidos, los productos termogénicos basados en sustancias legales parecen ser mucho menos adictivos. Sin embargo, según estudios científicos, la cafeína, la L-carnitina y la taurina queman menos calorías que las anfetaminas. El aumento del consumo de estos productos (cafeína…) también puede conllevar riesgos para la salud.

Como estos riesgos suelen ser mayores que los beneficios, la mayoría de los expertos en la materia aconsejan que no se utilicen termógenos artificiales o químicos, al menos en dosis altas.

Alimentos súper calóricos

Algunos alimentos, especialmente las plantas medicinales, pueden utilizarse para quemar más calorías. Estos alimentos pueden formar parte de una dieta equilibrada y combinarse con ejercicio regular para una pérdida rápida de peso.

Aquí hay 7 alimentos termogénicos naturales:

  1. Pimienta de cayena (pimienta roja).

    Según estudios científicos, la capsaicina (un ingrediente activo de la pimienta de cayena) tiene propiedades termogénicas. Puedes usar la guindilla en un plato picante o en una ensalada. Además de la pimienta de cayena, otras especias tienen propiedades termogénicas como la pimienta, el comino o el cardamomo.

  2. Canela.

    Además de las propiedades de control del azúcar en la sangre, la canela también tiene un efecto termogénico. Alrededor de una cucharadita de polvo de canela por día es suficiente. Puedes usar canela en platos dulces como postres, pero también en platos salados.

  3. Té verde.

    Además de una alta concentración de sustancias antioxidantes, el té verde también ayuda a acelerar el metabolismo del cuerpo. El té verde es rico en polifenoles y catequinas, dos sustancias con propiedades termogénicas.

  4. Ginger.

    El jengibre también puede ser un aliado eficaz en la pérdida de peso. Los estudios han demostrado que el consumo de esta planta de origen asiático, en forma de té de hierbas o como alimento, aumenta el metabolismo basal, además de controlar el deseo de comer.

  5. Mostaza.

    Las semillas de mostaza son ricas en minerales como el selenio y el manganeso, también tienen un efecto termogénico. Puedes condimentar las ensaladas con mostaza o usarla con carne y pescado.

  6. Col.

    Ya sea cruda o cocida, la col tiene un bajo contenido calórico. Contiene sustancias que aumentan el metabolismo y es excelente para la salud. Algunas variedades de col como la coliflor o el brócoli también son excelentes desde el punto de vista nutricional.

  7. Agua fría (incluso helada).

    Además de hidratar el cuerpo y permitir la reconstitución de las sales minerales, el agua es un importante aliado en la pérdida de peso. El consumo de agua fría (o incluso helada) hace que el cuerpo consuma más calorías para mantenerse caliente. Aunque el efecto es bastante pequeño, el consumo de unos 2 lt de agua helada al día permite al cuerpo quemar unas 200 kcal.

También te puede interesar leer: Dificultades para perder peso: razones que te lo pueden estar impidiendo