Pérdida de audición: ¿Cuáles son los posibles tratamientos para resolver el problema?

En Francia, cerca de seis millones de personas tienen problemas de audición. Tienen problemas para escuchar los sonidos que les rodean. Ya sea en Francia o en cualquier otro lugar, la pérdida de audición es un problema generalizado. Se ha convertido en un fenómeno complejo con importantes repercusiones en la vida cotidiana del paciente.

Síntomas indicativos de la pérdida de audición

La pérdida de audición se caracteriza por una creciente incapacidad para oír los sonidos. A menudo se clasifica según la intensidad y las dificultades encontradas por el paciente. Los especialistas también utilizan una unidad de medida dB (decibelios) para medir y clasificar la pérdida auditiva.

  • La audición normal corresponde a un nivel en db que varía entre 0 y 20 db. Este es el caso de las personas que no tienen dificultad para seguir una conversación;
  • En caso de pérdida auditiva leve, el nivel varía entre – 20 y – 40 db. En este caso, el paciente tiene dificultad para escuchar voces débiles. También tiene dificultad para seguir una conversación en ruido;
  • En caso de pérdida auditiva moderada, entre -40 y -70 db. El paciente puede seguir una conversación pero con gran dificultad. Para lograrlo, anima a su interlocutor a hablar en voz muy alta. También debe hacer un esfuerzo por escuchar. Se vuelve muy cansado para él, especialmente durante una discusión de grupo;
  • El nivel de db en un paciente con pérdida auditiva severa oscila entre -70 y -90. El paciente no oye el habla siempre que el orador esté cerca y hable muy alto. El uso de un audífono es esencial para seguir una conversación;
  • Un paciente con una pérdida auditiva profunda sólo oye sonidos de tono bajo. Necesita corrección auditiva para oír y entender el habla. El nivel de db varía entre 90 y 119 ;
  • En caso de sordera total, el nivel de db es superior a 120. El paciente no tiene capacidad auditiva. No percibe nada durante una conversación.

La causa principal de la pérdida de audición

En la mayoría de los casos, la pérdida de audición está relacionada con el envejecimiento. Se llama presbiacusia. De hecho, es la causa más común de pérdida de audición en todo el mundo. La presbiacusia se manifiesta por una disminución progresiva de la capacidad sensorial. El papel de las células capilares y sensoriales es recoger los sonidos y transmitirlos al cerebro. Con el paso de los años, estas células del oído interno envejecen y sufren una destrucción irreversible. Inicialmente, se manifiesta como una deficiencia leve y puede llevar a la sordera total. Cabe señalar que con el tiempo, el número de células en la cóclea de cada individuo disminuye.

  • Otros fenómenos que pueden afectar a la audición
  • Otros factores también pueden causar pérdida de la audición.
  • Pérdida de audición relacionada con un traumatismo por ruido

La exposición espontánea o prolongada a un ruido excesivo puede conducir a una sordera parcial. A menudo se evocan herramientas de trabajo, música, sonido estridente, disparos de armas de fuego, petardos, presencia prolongada en altavoces amplificados. Pueden destruir directamente partes de las células ciliadas del oído interno. La pérdida de audición tiene como resultado una pérdida de audición irreversible porque las células ciliadas no se renuevan a sí mismas. Para evitar la amplificación del trauma, se recomienda el tratamiento con corticosteroides. No hay que olvidar que las células dañadas pueden convertirse en tóxicas para sus vecinos.

Deterioro de la audición relacionado con un trauma físico

Una lesión en el oído, un derrame cerebral o una lesión en la cabeza pueden afectar a la audición. En el caso de una apoplejía, puede causar una pérdida de flujo sanguíneo y de oxigenación en las estructuras del oído. Esto conduce muy a menudo a la pérdida de la audición o a menudo a una sordera repentina e irreversible.

Pérdida de audición relacionada con enfermedades infecciosas

La pérdida de audición también puede ser causada por enfermedades infecciosas como las paperas, la meningitis y el sarampión. Estas enfermedades tienen un impacto significativo en el nervio auditivo, a menudo resultando en una discapacidad auditiva total. El riesgo es mayor cuando las enfermedades afectan a los niños. Además, algunas infecciones virales como el herpes o el herpes zóster también pueden causar una pérdida de audición repentina e irreversible. Los virus responsables de estas infecciones promueven la formación de ampollas o llagas alrededor del oído.

Efectos secundarios de los medicamentos

Muchas drogas y químicos pueden dañar el nervio auditivo, las células de las pestañas o la estructura interna del oído. Los antibióticos, los fármacos utilizados en el tratamiento de la neumonía, la tuberculosis, la meningitis, los diuréticos comunes, los antiinflamatorios no esteroideos y los tratamientos antipalúdicos pueden causar una pérdida de audición que conduce a la sordera.

Tratamiento de la pérdida de audición

Si la pérdida de audición es severa e irreversible, lo que afecta a más de la mitad de los pacientes, no existe un tratamiento médico adecuado. La mejor solución es el uso de un aparato. Para corregir eficazmente la pérdida auditiva, el instrumento debe ser ajustado y adaptado al nivel de audición del paciente. Para la pérdida de audición de leve a moderada, el médico puede prescribir la extracción de un tapón de cerumen, el uso de ciertos medicamentos o una cirugía.