¿Es peligroso perder 5 kilos en seis días?

Cuando decidimos perder peso en muy corto tiempo, en este caso 5 kilos en seis días, hay dos opciones de dieta posible; no obstante, cualquiera de las dos siempre generará el interrogante: ¿Que tan buena para nuestra salud son este tipo de dietas? más allá de los resultados que se obtengan. Para que su salud no se deteriore con estas dietas rápidas, tenga en cuenta estos útiles consejos.

¿Cómo se elaboran las dietas rápidas?

Los regímenes dietarios rápidos, que buscan beneficios a muy corto plazo, no son dietas sencillas; estas dietas lo que recomiendan es ingerir el menor número de calorías posibles, ocasionando una pérdida de peso rápida, en periodos extremadamente cortos. Para ser capaz de seguir este tipo de dietas es importante conocer los “dos esquemas” principales para que no exista complicaciones.

Primer esquema rápido

Este esquema busca perder 3 kilos o más durante seis días, se basa en consumir un solo alimento al día. El primer día se debe consumir leche o yogurt, el segundo papas hervidas o arroz, el tercer día queso, el cuarto día pollo, el quinto día bebidas no azucaradas, pueden ser algún tipo de batido de fruta, y el ultimo día huevo o carne.

Segundo esquema rápido

El segundo esquema se diferencia del primero porque garantiza una pérdida de 5 kilos en seis días. En esta dieta se consume los mismo durante los 6 días. En el desayuno: Pan tostado, queso y te sin azúcar. En el almuerzo, ensalada de verduras y carne blanca, y de cena una rebanada de pan y filete de pescado.

Contraindicaciones de este tipo de dietas
Antes de aventurarse aplicar una de estas dietas, lo recomendable es hablar con su médico y ser diagnosticado, todas las personas no están en condiciones para realizar este tipo de dietas. Otro punto a tener en cuenta es que estas dietas no pueden prolongarse más allá de una semana porque pueden presentarse desequilibrios nutricionales.

Esta dieta no la deben practicar ni mujeres embarazadas, ni niños en desarrollo, ni personas con problemas u enfermedades crónicas como diabetes, cáncer o anemia. Por eso ante de comenzar esta dieta es bueno conocer su estado de salud.

Por otro lado, se recomienda, no beber ningún tipo de bebida alcohólica durante la dieta, evitar el cigarrillo y beber mucha agua, preferiblemente dos litros al día. En lo posible es bueno ejercitarse con moderación.