Oxitocina: la «hormona del amor». Cómo aumentarla naturalmente

La oxitocina, apodada la «hormona del amor», es una de las hormonas más importantes que producen los seres humanos (y muchos otros mamíferos), ya que desempeña un papel en la vinculación social, la formación de relaciones, la reproducción, el nacimiento y la lactancia. La oxitocina se libera en respuesta a un vínculo social positivo o a condiciones de estrés.

¿Qué es la oxitocina?

La oxitocina es una hormona peptídica y un neuropéptido, un «mensajero químico» que actúa sobre los órganos, incluyendo el cerebro. Se produce en el hipotálamo del cerebro, a menudo llamado «centro de control», y la mayoría de las veces es liberado por la glándula pituitaria.

Una vez que el hipotálamo envía señales para la producción de oxitocina, ésta se libera en el torrente sanguíneo o en otras partes del cerebro y la médula espinal. Se une a los receptores de oxitocina, lo que influye en nuestros sentimientos y comportamientos hacia los demás.

Si bien en un principio se pensó que era una hormona que sólo se encontraba en las mujeres debido a su vínculo con la lactancia materna, ahora se sabe que está igualmente presente e importante tanto en los hombres como en las mujeres. Por ejemplo, ayuda a la fertilidad masculina promoviendo la producción de testosterona en los testículos y la motilidad de los espermatozoides.

Hormona del amor: cómo afecta a las emociones

Es responsable de muchos aspectos de la vinculación social y el placer sexual. Las situaciones que nos hacen sentir seguros, felices y conectados tienden a causar la liberación de varias «hormonas de la sensación», incluyendo la oxitocina, la dopamina y la serotonina.

La oxitocina también tiene similitudes con las endorfinas (sustancias químicas opiáceas), ya que liberamos más de ellas para calmarnos en respuesta a las fuentes de dolor y estrés.

 

¿Cómo te hace sentir la oxitocina?

  • Las investigaciones nos dicen que los efectos de la oxitocina son esencialmente lo opuesto a nuestra respuesta de «lucha o huida».
  • Los niveles más altos están relacionados con una sensación de calma y una mejor capacidad para manejar el estrés.
  • Un aumento de la oxitocina también puede aumentar potencialmente los sentimientos de generosidad, perdón, confianza, alegría y seguridad.
  • Parece contribuir a aumentar la fidelidad y la monogamia en las relaciones al mantenernos honestos y facilitar la compasión/empatía por los demás.

5 beneficios de la oxitocina

1. Asistencia en la vinculación social y la construcción de relaciones:

Los estudios demuestran que la oxitocina refuerza los comportamientos prosociales, el vínculo e incluso la lealtad, al recompensar a quienes tienen buenas relaciones con una sensación positiva y tranquila de bienestar.

Los contactos sociales parecen provocar oleadas de oxitocina, incluso si se trata de contactos sociales anticipados, como la planificación de una fiesta, una cita o una reunión. La hormona también trabaja en un «bucle de retroalimentación positiva». Nos hace querer socializar, lo que aumenta aún más nuestro rendimiento, al seguir haciéndonos buscar relaciones con los demás.

2. Fortalece la capacidad para hacer frente al estrés

Aunque también funciona en momentos de bajo estrés, se ha demostrado que la oxitocina se eleva en momentos de alto estrés. Estudios recientes han demostrado que las personas que dicen tener malas relaciones sociales generalmente tienen niveles más altos de oxitocina y cortisol (la hormona del estrés) que aquellos que dicen tener mejores relaciones.

La administración externa de la hormona a través de suplementos parece ayudar a aliviar las reacciones de estrés, actuando como una especie de amortiguador natural. Puede alentar a las personas estresadas a buscar apoyo mediante mejores relaciones sociales. También puede ayudar a proteger el sistema nervioso para que no se apague en circunstancias estresantes, como el parto. Al aumentar la motivación de una persona para buscar ayuda de otros, la hormona puede ayudar a las personas a encontrar oportunidades que les lleven a una mayor seguridad, alegría y amor.

3. Promueve el parto

La oxitocina mejora las contracciones del parto durante el mismo, a la vez que ayuda a controlar la hemorragia después del mismo. También facilita la producción de prostaglandinas, que son productos químicos que favorecen el trabajo. En forma de prescripción/síntesis, puede utilizarse para inducir el parto o acelerar el proceso. La forma más comúnmente utilizada se suele dar a las mujeres en el hospital durante el parto.

4. Apoyo a la lactancia y a la crianza de los hijos

Una de las funciones de la oxitocina es apoyar la lactancia materna y promover el comportamiento materno en las madres y los padres. Las investigaciones relacionan esta hormona con la capacidad de las madres para cuidar de sus hijos de diversas maneras, incluida la lactancia materna. Cuando un bebé se amamanta, los nervios del pezón envían una señal a la glándula pituitaria para que produzca oxitocina, lo que hace que los pequeños músculos alrededor del pezón se contraigan y liberen leche. Los expertos también creen que la oxitocina ayuda a las madres y los padres a sentirse tranquilos, incluso durante las difíciles transiciones de la vida, una de las cuales es tener y cuidar un nuevo bebé. Se ha demostrado que los niveles de oxitocina aumentan en los padres como resultado del contacto amoroso con sus bebés.

5. La oxitocina puede tener efectos antienvejecimiento y antiobesidad

Según estudios en animales, el aumento de la liberación de oxitocina se asocia ahora con la protección contra los signos acelerados de envejecimiento y una mejor regeneración de las células madre de los tejidos más antiguos, incluyendo las células musculares. Las inyecciones de oxitocina podrían utilizarse en el futuro para ayudar a que las lesiones se curen mejor, mejorar la salud de los huesos y posiblemente prevenir la obesidad. Por ejemplo, algunos estudios con animales han demostrado que la administración de oxitocina da lugar a una reducción sostenida del peso al disminuir la ingesta de alimentos, lo que ocurriría porque amortigua el circuito de recompensa del cerebro relacionado con la comida.

Cómo aumentar naturalmente su nivel de oxitocina

Aquí hay formas de aumentar naturalmente su producción para promover sentimientos de bienestar e interdependencia:

  • Contacto físico: Los abrazos, los masajes, la intimidad, los apretones de manos y la lactancia provocan la liberación de oxitocina.
  • Contacto visual
  • Risas
  • Compartir las comidas con otros
  • Acariciar un perro, un gato u otra mascota
  • Haz una meditación o visualización de la «bondad amorosa».
  • Decirle a alguien que lo ama
  • Escuchar música relajante
  • Hablar por teléfono con alguien de confianza
  • Caminar o hacer ejercicio con alguien
  • Ver fotos o videos de gente que te importa, incluso a través de los medios sociales
  • Aceites esenciales: Los estudios sugieren que ciertos aceites esenciales, incluyendo el de salvia, pueden ayudar a equilibrar las hormonas y fomentar la producción de la hormona del amor.

¿Algún alimento contiene oxitocina?

Esta hormona no está presente en la comida, pero juega un papel en la regulación del apetito. Comer alimentos afrodisíacos como chocolate, café, pescado, aguacate y ciertas hierbas también puede mejorar su estado de ánimo y el deseo de conectarse, lo que resulta en una mayor liberación.