Obesidad y cánceres, el enlace está confirmado

La obesidad es el estado en que una persona tiene una cantidad malsana de grasas en su cuerpo, y la debilidad que causa en el organismo al responder a células malignas provoca que el riesgo de producción de cánceres aumente drásticamente. Sobre todo, en aquellos tipos de cánceres que representan alrededor del 40% de los tumores malignos más comunes.

Cánceres como de Meningioma, Tiroides, Hígado, Esófago, Estómago, Útero, Próstata y Mama son solo algunos de los tipos de cánceres que pueden ser provocados por el exceso de grasa corporal en el sistema.

Combatir el cáncer con la Obesidad

A pesar de que los tumores malignos pueden ser más proliferativos debido a la obesidad, también es posible que sea más fácil atacarlos y eliminarlos de una manera más eficiente en comparación con personas con una masa corporal acorde a su tamaño y edad.

Al igual que la obesidad debilita el sistema inmunológico y lo hace menos agresivo contra las enfermedades y agentes malignos para el cuerpo, también lo hace contra los medicamentos, lo que incide directamente en su efecto sobre el tumor permitiendo que el tratamiento sea incluso más efectivo y obteniendo mejores resultados en poco tiempo, a diferencia de otros pacientes.

Base científica del caso

En síntesis, los cuerpos grasos poseen una hormona llamada leptina, la cual es la causante de la debilidad en el sistema inmunológico, y además es la responsable de promover la reproducción celular, lo que de cierta manera aumenta el riesgo de cáncer.

Sin embargo, esta hormona también provoca que los medicamentos sean más efectivos y agresivos para curar el cáncer.

Si bien el tener sobrepeso puede generar buenos resultados a la hora de padecer cáncer, siempre es mejor prevenir afecciones graves de salud y este caso aplica a la perfección. Lo ideal es mantener una dieta sana, con una cantidad de ejercicio adecuada y teniendo como objetivos una vida saludable y sin excesos.

Fuente : Recommandations issues of second rapport Food, Nutrition, Physical Activity, and the Prevention of Cancer: a Global Perspective publicada en 2007  World Cancer Research Fund (WCRF)