Salud

Obesidad infantil: ellos también pueden padecer la enfermedad del hígado graso (EHGNA)

La enfermedad del hígado graso se produce cuando hay una acumulación excesiva de grasa en el hígado. Con el tiempo, los depósitos de grasa pueden irritar el hígado y causar cicatrices, lo que puede provocar problemas de salud más graves. Este artículo trata sobre el hígado graso en los niños, incluyendo sus signos, causas, factores de riesgo y tratamientos. También explora los peligros y riesgos para la salud de la esteatosis hepática si no se trata.

Resumen de los tipos de hígado graso

Hay dos tipos de hígado graso que pueden dar lugar a más complicaciones:

  • Hígado graso simple, o hígado graso no alcohólico.

Este tipo de hígado graso se produce cuando un niño tiene un exceso de grasa en el hígado, pero hay poca o ninguna inflamación o daño hepático. No suele provocar otros daños o complicaciones en el hígado.

  • Esteatohepatitis no alcohólica (EHNA)

Este tipo de enfermedad se produce cuando los depósitos de grasa en el hígado causan inflamación y daño hepático. Alrededor del 20-50% de los niños con hígado graso no alcohólico tienen EHNA. Sin embargo, los investigadores no saben por qué algunos niños tienen una simple enfermedad de hígado graso mientras que otros tienen EHNA.

Síntomas

Los pediatras a veces se refieren a la EHGNA como una enfermedad hepática silenciosa porque los niños no suelen presentar síntomas.

Los niños que presentan síntomas pueden:

  • sentirse cansados
  • se cansan fácilmente
  • tener molestias en el hígado, en la parte superior derecha del abdomen.

Los médicos pueden sospechar la existencia de un HGNA por los resultados anormales de un análisis de sangre, una ecografía abdominal o una tomografía computarizada solicitada con otro fin. Los pediatras pueden remitir a los niños a otros médicos especialistas, como los gastroenterólogos pediátricos. Estos médicos están especializados en problemas de salud relacionados con el sistema digestivo, el hígado o la nutrición.

Causas del hígado graso en los niños

Los médicos no entienden del todo por qué algunos niños desarrollan hígado graso no alcohólico. Los factores genéticos pueden estar implicados. Los factores ambientales que promueven la resistencia a la insulina y la acumulación de grasa en el hígado también pueden contribuir al desarrollo de la HGNA. La mayoría de los niños con HGNA están en la adolescencia. Sin embargo, la enfermedad es cada vez más frecuente en los niños pequeños.

Factores de riesgo

El cribado puede ser útil para los siguientes grupos:

– niños obesos de 9 a 11 años

– Niños con sobrepeso con factores de riesgo adicionales, como:

  • una acumulación de grasa en la parte inferior del torso, alrededor del abdomen, conocida como adiposidad central
  • prediabetes
  • diabetes
  • dislipidemia
  • apnea del sueño
  • niños pequeños con obesidad grave o hipopituitarismo, es decir, la hipófisis no produce hormonas
  • hermanos y padres de niños con HGNA.

Los médicos detectan el hígado graso en los niños mediante la prueba de la alanina aminotransferasa (ALT). Aunque la ALT y las pruebas de imagen pueden ayudar a identificar la esteatosis hepática, la biopsia hepática es la única forma de diagnosticar el HGNA, para determinar su gravedad y descartar otras afecciones que puedan causar la elevación de las enzimas hepáticas. Los padres o cuidadores pueden consultar al pediatra si les preocupa el riesgo de que su hijo padezca HGNA.

Peligros si no se trata

Los médicos recomiendan un cribado temprano para detectar el hígado graso antes de que se convierta en cirrosis. La cirrosis es una enfermedad tardía e irreversible en la que el tejido cicatricial sustituye al tejido hepático y el órgano queda dañado de forma permanente. Un niño puede necesitar un trasplante de hígado si la cirrosis conduce a una insuficiencia hepática.

La cirrosis asociada a la HGNA también puede provocar cáncer de hígado. Los padres o cuidadores deben consultar a un médico para recibir un diagnóstico rápido y asegurarse de que su hijo recibe el tratamiento adecuado.

¿Es reversible el hígado graso?

Si la persona recibe rápidamente el tratamiento adecuado, el daño hepático puede ser aún reversible. En algunos casos, el hígado puede detener o revertir el daño por sí mismo. Perder el exceso de peso reduce la grasa de la fuente de confianza y la inflamación en el hígado. Esta reducción de peso puede ayudar a revertir o al menos controlar la progresión de la enfermedad.

Tratamientos y cambios en el estilo de vida para el hígado graso

Actualmente, existen medicamentos aprobados para tratar el hígado graso en los niños. Ciertos cambios en el estilo de vida pueden ayudar a revertir o controlar la acumulación de grasa en el hígado del niño. Entre ellas se encuentran:

  • hacer ejercicio regularmente y participar en actividades deportivas
  • mantener un peso moderado
  • llevar una dieta equilibrada
  • limitar el tamaño de las porciones
  • reducir los niveles de colesterol y triglicéridos
  • controlar la diabetes
  • consultar a un nutricionista

Los padres o cuidadores pueden consultar a un pediatra para que les apoye y asesore en la aplicación de los cambios de estilo de vida mencionados.

Investigaciones recientes sugieren que los suplementos de vitamina E pueden reducir la inflamación y el daño celular. Sin embargo, el papel de la vitamina E en el tratamiento a largo plazo de la HGNA no está claro, por lo que es necesario seguir investigando. Otro estudio de 2021 descubrió que la vitamina E era eficaz para normalizar los niveles de ALT en el 38% de los niños con HGNA.

Resumen

La enfermedad del hígado graso se produce cuando el hígado almacena un exceso de grasa. Esta enfermedad puede no producir síntomas en los niños. Sin embargo, la detección precoz es esencial para diagnosticar la enfermedad y prevenir complicaciones graves, como la cirrosis. Los tratamientos actuales se centran en la pérdida de peso mediante una dieta equilibrada y actividad física. Estos cambios en el estilo de vida pueden reducir la acumulación de grasa, la inflamación y las cicatrices en el hígado.

Puede interesarle: 4 bebidas para quemar grasa y purificar tu hígado mientras duermes