Nutrición

Las nueces y la prevención de enfermedades cardiacas ¿Cómo funcionan?

Mucho hemos escuchado sobre los increíbles beneficios que aportan los frutos secos para la salud del cuerpo. Estos increíbles aliados tienen en su interior aceites esenciales para la salud, que nutren, cuidan y protegen, pero dentro de este gran grupo de alimentos, las nueces tienen un papel fundamental.

Las mismas cuentan con una serie de beneficios que actúan directamente sobre la salud del corazón y todos los órganos, garantizando así la prevención de enfermedades cardíacas y mejorando el sistema circulatorio del cuerpo.

¿Las nueces previenen las enfermedades del corazón?

La respuesta es sí. En el interior de estos frutos secos se encuentran una serie de aceites vegetales encargados de prevenir y hacer mucho más fuerte a nuestro corazón. Y es que las nueces son ricas en ácido oleico, ácido linoleico y ácido alfa-linoleico, comúnmente conocido como Omega 3.

Estos ácidos son los encargados de reducir y controlar los niveles de colesterol en la sangre, actuando sobre el colesterol LDL o colesterol malo, para evitar el riesgo de enfermedades en el corazón y cardiovasculares en general, como por ejemplo las anginas de pecho, accidentes cerebro vasculares e infartos al corazón.

Así como los niveles de colesterol elevados, la formación de coágulos es también un factor de riesgo para el corazón, y las nueces con todos sus beneficios ayudan a hacer que la sangre fluya correctamente, por lo cual apenas 30 g de estos frutos secos al día, podrían hacer la diferencia en tu salud cardiovascular.

¿Qué otros beneficios aportan las nueces?

Las nueces no solo regulan el colesterol, sino que disminuyen la tensión arterial elevada en el cuerpo, ya que aportan minerales esenciales. Al mismo tiempo, controlan los niveles de glucemia cuando se introducen de manera adecuada en la dieta.

Son ricas en vitamina E, C y las del grupo B, también en antioxidantes que evitan el envejecimiento celular. El calcio es otro de sus mejores nutrientes, ya que al consumirlas evitamos la aparición de osteoporosis y otras enfermedades en huesos y articulaciones, así como uñas largas y cabello brillante.

El consumo de las nueces

Como todos los frutos secos, las nueces también tienen un aporte calórico, por lo cual lo ideal será consumir unas 5 nueces, alrededor de 4 días por semana, de este modo obtendremos lo mejor de ellas, sin abusar.

Para aquellas personas con obesidad o riesgos de padecer daños en vesícula y riñones, su consumo debe ser especialmente moderado, por lo cual es importante la supervisión de un nutricionista.

Maria De Angeles

Después de estudiar la naturopatía, que es su pasión, continúa su trabajo con éxito; también ha participado en periodismo en el sector de la salud natural y colabora de forma independiente con editores on line sobre una base ad hoc. Ella se especializa en el campo de la pérdida de peso y deportes.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.