Niño murió por una ameba «come cerebros» del agua del grifo

No usar agua del grifo es la alerta que dan las autoridades a las personas en Texas, luego de que un niño murió por una ameba que atacó su cerebro. Este no sería el único caso en poco tiempo.

La víctima fue el pequeño Josiah McIntyre, de 6 años, quien después de jugar en el agua, murió. Era agua con la que se suministra a la ciudad y al parecer estaba contaminada. Y debido a que es el segundo caso en poco tiempo, las autoridades emitieron la alerta.

En el mismo periodo en que Josiah enfermó, otro niño de 13 años murió por la misma causa. Esto hizo que los funcionarios de algunos pueblos cercanos a Houston pidieran a los ciudadanos evitar el uso del agua del grifo; esta podría estar contaminada por la mortal bacteria.

De hecho, esto se confirmó con pruebas, que indicaron la presencia de Naegleria fowleri en el agua, una ameba que devora cerebros. Lo que hizo que se prohibiera el uso del agua de la zona.

Esta ameba hizo que Josiah contrajera una infección cerebral conocida como meningoencefalitis amebiana primaria, por la que el niño murió. Aunque en un principio no hubo claridad sobre cómo se infectó con la bacteria, ahora el miedo crece entre los habitantes del lugar.

La Naegleria fowleri es una ameba microscópica, la cual normalmente vive en el agua o en el suelo. Llega al cuerpo humano cuando el agua contaminada entra a este por la nariz, y de ahí pasa al cerebro; esto causa una enfermedad bastante rara y a la vez peligrosa que se conoce como meningoencefalitis amebiana primaria. Son muy raros los casos en que el paciente logra sobrevivir a ella.

También te puede interesar leer: Niño murió por ameba que le devoró su cerebro, a los 13 años